Por favor, rellene su dirección de e-mail
Por favor ponga una dirección de e-mail válida
La dirección de e-mail tiene que tener entre 8 y 50 caracteres
Por favor, establezca una contraseña
La contraseña tiene que tener entre 8 y 20 caracteres
La contraseña sólo admite letras, números y guiones bajos
No cerrar sesión
Siguenos

Cinco mitos nutricionales que seguro que sigues pensando



Categoría: Mitos y verdades

  Volver a la página de artículos
Cinco mitos nutricionales que seguro que sigues pensando

La nutrición es una ciencia que va a avanzando a un ritmo vertiginoso, ya que van saliendo estudios científicos que van demostrando que algunas recomendaciones que se han ido haciendo a lo largo del tiempo (sí, incluidos los nutricionistas en algunas de ellas) no son realmente así o que pueden existir otras opciones. Por lo tanto, en el ámbito de la nutrición es sumamente importante permanecer actualizado para no caer en ciertas recomendaciones que quizás no sean ciertas, y pueden perjudicar a la persona que pone su salud en manos de profesionales para mejorar su alimentación. 

Imprescindible hacer cinco comidas al día

Esta era una recomendación muy extendida por los nutricionistas, y por la población general, ya que se creía que el metabolismo podía actuar de forma más rápida, y que el ayuno no era un buen aliado. Hoy en día se sabe que no es mejor ni peor hacer muchas comidas al día, sino que simplemente hay que adaptarse a las necesidades de las personas, del tal forma que una persona solo tiene tiempo o sólo tiene apetencia por tres comidas al día, mientras que otra persona necesita hacer siete.

El conjunto de kcal que consumo son las que determinan si voy a engordar o no

Hoy en día se sabe que esta afirmación se queda muy escueta, ya que los alimentos son algo más que calorías, y que depende mucho qué tipo de alimentos son y cuál es la matriz que los compone, pues no son igual las calorías de un aguacate que las de una caja de galletas ultraprocesadas, ni tampoco son igual las calorías del pan blanco que del pan integral, pues el primero tiene un índice glucémico mucho mayor que está relacionado con la formación de grasa.

Para comer bien hay que invertir mucho tiempo en la cocina

Esta creencia quizás estaba justificada hace muchos años donde no teníamos tan fácil el acceso a la información y el número de alimentos que había en el supermercado era mucho más limitado y por lo tanto para comer platos saludables sin caer en la monotonía, se requería mucho tiempo en la cocina.

En la actualidad, los recursos que tenemos para aprender nuevas recetas sencillas, con alimentos desconocidos hasta el momento, son ilimitados, por lo que con algunas ideas y un poco de imaginación, se puede llevar a cabo una alimentación sana y muy rica desde el punto de vista nutricional y organoléptico de una forma muy rápida y sencilla.

Se debe desayunar sí o sí, además debe estar compuesto por un lácteo, una cereal y una fruta

El desayuno es una costumbre muy arraigada por la sociedad, puesto que es el momento en el que rompemos el ayuno después de unas cuantas horas de sueño, y generalmente nos levantamos con apetito, de tal forma que se trata de una comida que habitualmente nos apetece. Pero todo lo expuesto anteriormente no quiere decir que sea obligatorio, pues hay gente que por diversos motivos, no pueden o no les apetece realizar ingerir alimentos por la mañana y pueden comenzar sus comidas en cualquier otro momento, sin que exista ningún tipo de problema. Además, la composición de nuestro desayuno nos ha ido acompañando durante toda nuestra vida: lácteo, cereal y fruta, cuando es de sentido común pensar que en otras civilizaciones utilizan otro tipo de alimentos para comenzar el día y están perfectamente sanos. De tal forma, que para llevar una dieta saludable se debe tener en cuenta el balance de raciones a lo largo de toda la semana y que cada quien distribuya los alimentos de la forma que quiera.

Los hidratos de carbono por la noche engordan más

Esta idea se ha extendido durante mucho tiempo, y quizás sea una de las más expresadas en consultas de nutrición, pues anteriormente se creía que al consumir carbohidratos por la noche, el cuerpo no tenía tiempo para “quemarlos”, pues no había actividad, y se generaba grasa corporal de forma más rápida. Hoy en día se sabe que el metabolismo no actúa de esta forma, y que no hay ninguna razón para suprimir los hidratos de carbono por la noche.  

Yolanda García
Dietista-Nutricionista
 ¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a la manita! 
Personas a las que les ha gustado: Número de comentarios: Número de visitas:
3
3 4006

¿Quieres comentar sobre este artículo?



                            1                             

  • avatar
    13 mensajes

    Me gustas recibidos: 2
    01/08/2017 21:42 horas
    0
     
    Comentario #3

    Yo también tenía adquieridos muchos de esos mitos, ni se me ocurría cenarme una ensalada de pasta por miedo a engordar... 

    Madre mía, muchas gracias por estos artículos, poco a poco vamos a prendiendo a comer mejor. 


  • avatar
    15 mensajes
    Socio: Estándar

    Me gustas recibidos: 9
    01/08/2017 14:30 horas
    0
     
    Comentario #2

    Yo no puedo desayunar nada, no me entra comida por la mañana frown


  • avatar
    11 mensajes
    Socio: Estándar

    Me gustas recibidos: 4
    01/08/2017 14:27 horas
    0
     
    Comentario #1

    Me ha encantado este artículo, yo era una de las que me creia muchos de esos mitos laugh

                            1                             

Buscador de artículos