-Síguenos en-
sigue a nutricienta en facebook sigue a nutricienta en instagram sigue a nutricienta en twitter sigue a nutricienta en youtube

Alimentación y nutrición contra el COVID

Inicio > Artículos > Consejos nutricionales
   
Atención Nutricional en pacientes con COVID-19

Mejorar el sistema inmune a través de la alimentación es muy útil entre las personas sanas para prevenir el COVID-19. Lo es también si ya se ha sufrido la enfermedad, un momento en el que la alimentación debe ajustarse a las necesidades de recuperación del paciente.

A lo largo del siguiente artículo, hablaremos de la importancia de mantener una buena nutrición en relación a esta enfermedad que tanto nos ha cambiado en la actualidad.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

 

Uno de los grandes problemas de esta infección consiste en que algunos de sus síntomas y signos, entre ellos la pérdida del olfato (hiposmia) o del gusto (ageusia), los trastornos estomacales, la fiebre,  el cansancio producido por las dificultades respiratorias, deterioran el apetito y retrasan la mejoría, reduciendo con ello el consumo de nutrientes y la energía necesarias para que el organismo se defienda de la enfermedad.

Además, el virus coloca a las personas enfermas en una situación física que demanda una vigilancia continua y agotadora. Por eso, muchos cuidadores se ven obligados a centrarse en lo más urgente: el suministro de medicamentos y los cuidados respiratorios. Amén de otros problemas, la consecuencia de esto es que, involuntariamente, se le suele prestar a la correcta alimentación de los pacientes menor atención de lo que sería deseable.

Por otro lado, el COVID-19 causa procesos inflamatorios de ciertos órganos internos, tales como el páncreas, el estómago, el corazón o los pulmones, y disminuye la fluidez sanguínea (coagulación). De ahí que sea tan necesario que el tratamiento de estos pacientes incluya cuidados integrales y multidisciplinarios, que trabajando de manera conjunta pueden ayudar a reducir la inflamación.

En el artículo: “El Covid-19 afecta varios órganos; científicos detectaron daños cardiacos respiratorios,...” de la revista British Medical1, se afirma que:

Hígado, riñones y páncreas de los pacientes graves también pueden sufrir un ataque de las propias defensas del organismo. Los tejidos se inflaman, las células sanas dejan de trabajar y los órganos fracasan.

 

daos en el organismo causados por el COVID-19

 

Todo esto indica que la intervención nutricional es crucial de cara a este virus, especialmente si el paciente presenta comorbilidades previas (dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona) como diabetes, hipertensión o enfermedad renal. Pero aun cuando no exista ninguna comorbilidad, una alimentación adecuada puede prevenir complicaciones futuras, siempre que vaya acompañada del tratamiento médico adecuado.

La revista SIIC Salud, en su artículo “Intervenciones Nutricionales en pacientes con Covid-19”2, publica una investigación realizada por  Cooper ID, Cooper ID y Brookler KH. En la Universidad de Westminster-Cavendish, en la que se llega a la siguiente conclusión:

La implementación de la restricción de carbohidratos contribuye significativamente a la disminución de la insulinemia y la hiperglucemia y sus efectos en los pacientes con COVID-19. El estímulo crónico de la secreción de insulina resulta en secuelas patológicas, por lo que el tratamiento clínico debe enfocarse en la disminución del aporte de carbohidratos y el tratamiento de la hipertensión… Mediante la restricción de carbohidratos se controla la hipertensión, la hiperinsulinemia y la hiperglucemia, y reduce el riesgo de inflamación, coagulación y trombosis. En conclusión, con base en la evidencia científica disponible, en los pacientes con COVID-19 que presentan hiperglucemia o hiperinsulinemia se debe indicar una dieta reducida en carbohidratos. Además, se deberían administrar suplementos con vitamina D, zinc y magnesio".

 

 ¿CÓMO AYUDAR A UN PACIENTE CON COVID-19? 

Visto lo anterior, he aquí algunas recomendaciones para ayudar al paciente de COVID-19:

  • La frecuencia diaria de ingestión de alimentos debe adaptarse a la tolerancia del paciente, dándole preferencia a cantidades pequeñas de alimento y una presentación variada.
  • La consistencia de los alimentos debe ser de liquida a blanda y una temperatura tibia, nunca fría. En las primeras etapas de la enfermedad, es conveniente ofrecer sopas y cremas que incluyan proteínas y vegetales.
  • Cada comida debe aportar macronutrientes, como los que se enumeran a continuación:
    • Proteínas provenientes de aves y pescados.
    • Lácteos bajos en grasas.
    • Carbohidratos (granos, vegetales y frutas).
    • Lípidos provenientes de aceites vegetales y alimentos ricos en omega 3 y 6.
  • Para evitar la retención de líquidos, es necesario disminuir la sal y sustituir por especias como el ajo, la cebolla o el orégano.
  • Eliminar los azucares refinados, la pastelería y la bollería.

A medida que se observe una evolución positiva del paciente, se pueden incluir en su dieta alimentos más sólidos y completos. Por insólito que parezca, un ambiente tranquilo, junto a la ayuda del cuidador, pueden contribuir notablemente a que el paciente mejore su alimentación, sobre todo si depende del oxígeno para respirar, ya que este mecanismo supone un gran esfuerzo que agota las energías. En los estados más delicados de la enfermedad, es necesario ofrecerle al paciente sopas concentradas y si es posible, indicarle fórmulas de complementos nutricionales que le hagan más fácil la digestión.

 

alimentacion durante el coronavirus

 

Durante la fase de recuperación, es preciso restablecer la flora bacteriana con prebióticos y probióticos (microorganismos benignos que mejoran la salud intestinal), y que podemos encontrar en productos como el kéfir y el yogurt, o en alimentos como el plátano, el tomate, las manzanas y las alcachofas.

Es importante que el paciente supere la depresión propia de las personas que pasan algún período postrados en la cama. En esto es de gran ayuda el ánimo que reciba tanto del personal sanitario y el afecto de los allegados que puedan estar presentes. Si al paciente le cuesta alimentarse por sí mismo, hay que ayudarlo y aconsejarlo con paciencia para que vaya recuperando su ritmo normal de alimentación.

 

 ALIMENTOS QUE AYUDAN A FORTALECER EL SISTEMA INMUNITARIO 

A continuación, una lista de alimentos que favorecen la producción de células de defensa del organismo:

  • Omega 3: pescados azules (salmón, la sardina, el atún o el arenque) y semillas (chía, linaza, nueces). La estrella de este grupo es el aguacate.
  • Vitamina C: fresas, naranjas, mandarinas, piñas, papayas, sandías, limón, melón, mango, kiwi, brócoli, tomate, repollo,  patata (con cáscara). 
  • Vitamina E: semillas de girasol, avellanas, nueces, almendras, cacahuetes o maní, pistacho, mango, aceite de oliva, pasta de tomate y papaya.
  • Vitamina A: zanahorias, camotes o batatas, mango, espinaca, melón, remolacha, acelgas, pimiento rojo, brócoli, lechuga y huevo.
  • Selenio: trigo, arroz, yema de huevo, semillas de girasol, pollo, queso, repollo y harina de trigo.
  • Zinc: carne de ternera, pollo, pavo o pescado, ostras, gambas, hígado, germen de trigo, granos integrales, semillas de calabaza y frutos secos (cacahuates, almendras, etc.). 

Ya en la etapa de recuperación, la persona tendrá una mayor demanda energética y se irá reincorporando a la dieta normal, en forma paulatina y cuidadosa, para evitar recaídas y complicaciones en aquellos órganos que hayan podido verse afectados y que aun necesitan tiempo para recuperarse.

 

 RECOMENDACIONES PARA LA RECUPERACIÓN EN PACIENTES DEL COVID-19 

Para terminar, algunas recomendaciones complementarias para la recuperación:

  • Adoptar buenos hábitos de salud (dieta equilibrada, realizar actividades físicas, dormir adecuadamente y evitar el estrés).
  • Evitar fumar o la exposición al humo del cigarrillo.
  • Darse un baño diario de sol, preferiblemente antes de las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde, para aumentar la producción de vitamina D en el organismo.
  • Evitar el consumo de comida rápida y comidas congeladas ultraprocesadas, pues contienen sustancias que promueven la inflamación en el organismo.
  • No auto-medicarse.
  • Beber alrededor de 2 litros diarios de agua.
  • Una actitud llena de esperanza y  fuerza para superar las dificultades.
  • Acudir a un nutricionista o dietista que nos indique la mejor alimentación posible, y la más ajustada al modelo de vida de cada paciente.

 

 

 BIBLIOGRAFÍA 

1 El covid-19 afecta a varios órganos; científicos detectaron daños cardíacos, respiratorios y en otras zonas

2 INTERVENCIONES NUTRICIONALES EN PACIENTES CON COVID-19

 

 Preguntas frecuentes (FAQ) 

 ¿puede una buena alimentación fortalecer nuestro sistema inmunitario ante el COVID-19? 

Sin duda alguna, una alimentación saludable y equilibrada, con unos aportes óptimos de vitaminas y minerales puede beneficiar y favorecer el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario ante el COVID-19.

Si quieres saber qué alimentos favorecen nuestras defensas, visita nuestro artículo.

 ¿Qué podemos hacer para recuperarnos del COVID-19? 

Algunas recomendaciones que podemos seguir serían:

  • Seguir una dieta equilibrada
  • Dormir adecuadamente
  • Evitar el estrés
  • Evitar fumar

Si quieres saber más recomendaciones para la recuperación ante el COVID-19, lee nuestro artículo.

 

Carolina E. Mendoza
Dietista-Nutricionista
¿Te interesan las recetas saludables? Descubre esta receta, ¡no habrás visto nada igual!   Descubre todo sobre cada alimento, ¿realmente sabes lo que comes? ¡Te sorprenderá!   ¿Te preguntas cuál es el alimento con más calorías? ¿Y con más grasas? ¡Averígualo ahora!
foto de Bizcocho de calabacín y chocolate   foto de Calabacín   Ranking de alimentos
Delicioso bizcocho de calabacín y chocolate   Calabacín: ¿es una fruta o una verdura?   Los alimentos con más zinc que fortalecerán tu sistema inmune
TAGS DEL ARTÍCULO:
comer
comida
recuperacion
alimentacion
virus
enfermedad
nutricion
covid-19
covid19
coronavirus
Buscador de artículos
Últimos artículos
artículo de Atención Nutricional en pacientes con COVID-19 Atención Nutricional en pacientes con COVID-19

artículo de Clostridium, botox y la toxina botulínica Clostridium, botox y la toxina botulínica

artículo de Listeria y listeriosis: ¿Cómo evitarla? Listeria y listeriosis: ¿Cómo evitarla?

artículo de Qué es la salmonella: Síntomas y contagio Qué es la salmonella: Síntomas y contagio

artículo de 🥇 Las MEJORES básculas con BIOIMPEDANCIA de 2021 🥇 Las MEJORES básculas con BIOIMPEDANCIA de 2021
☆ Favoritos de los lectores ☆
Otros artículos que podrían interesarte
¿Qué es la grasa visceral ? ¿Cómo podemos eliminarla? ¿Qué es la grasa visceral ? ¿Cómo podemos eliminarla?

Tensiómetro de brazo Omron M6 Comfort. Análisis, precio y opiniones Tensiómetro de brazo Omron M6 Comfort. Análisis, precio y opiniones

Qué es la salmonella: Síntomas y contagio Qué es la salmonella: Síntomas y contagio

¿Qué es el famoso Batch Cooking? Ventajas, errores y consejos ¿Qué es el famoso Batch Cooking? Ventajas, errores y consejos

Grasas saturadas, ¿realmente son malas? ¿engordan? Grasas saturadas, ¿realmente son malas? ¿engordan?
Inicio > Artículos > Consejos nutricionales
COMPARTE EL ARTÍCULO Y DALE AL CORAZÓN
comparte el articulo de nutricienta en facebook comparte el articulo de nutricienta en pinterest comparte el articulo de nutricienta en whatsapp comparte el articulo de nutricienta en twitter

Personas a las que les ha gustado Dale al corazón si te ha gustado este artículo Número de visitas
23
Corazón de me gusta el articulo de nutricienta
627