-Síguenos en-
sigue a nutricienta en facebook sigue a nutricienta en instagram sigue a nutricienta en twitter sigue a nutricienta en youtube

Propiedades nutricionales: Ajo

Buscador de alimentos
Busca por el nombre del alimento: 


Propiedades nutricionales: Ajo
Explicación de las propiedades nutricionales: Ajo
Calorías
119 Kcal
5% CDR  121
Grasas (Lípidos)
0,23 g
0% CDR  185
Grasas Saturadas
0,05 g
0% CDR  173
 
Azúcares
2,21 g
9% CDR  67
Colesterol
0 mg
0% CDR  78
Sal (Sodio)
19 mg
1% CDR  134
- Valores nutricionales por 100g. de alimento.
- Las necesidades nutricionales individuales pueden varian en funcion del sexo, la edad u otros factores.
: Pincha sobre este icono para ver el ranking de alimentos ricos en este macronutriente
: Este alimento se encuentra dentro del top 10 en el ranking de Nutricienta



EXPLICACIÓN NUTRICIONAL


Dentro del arte de la cocina, unos de los mejores componentes en nuestras recetas y que rara vez los notamos, al menos no cuando somos simples comensales, son los condimentos.

Estos elementos son de gran importancia porque son los encargados de acentuar, elevar o añadir dimensiones al sabor original de los ingredientes principales que le dan nombre.

Para esta ocasión, vamos a hablar acerca del ajo, un tubérculo de potente sabor pero cuya versatilidad a veces suele subestimarse.

Así que si queréis saber todo sobre el ajo: qué es, sus propiedades y beneficios, contraindicaciones, curiosidades, tipos de ajo, mitos y verdades... ¡QUEDÁOS Y SEGUID LEYENDO!

 

ÍNDICE DE LA INFORMACIÓN

 

 

 

 ¿Qué es el ajo? 

Por definición, el ajo, ajete, rocambola o ajo andaluz (vocablos por región) es el nombre de una planta de hojas planas y flores blancas, de un color verde intenso.

Científicamente obtiene el nombre Allium Sativum, una combinación de palabras de origen greco-romano y latín que pueden traducirse como "fuego sembrado".

Sin embargo, este atrevido nombre no solo se debe al parecido de sus largos y numerosos tallos que se expanden hacia los lados sino al fruto que producen.

Muy debajo de la tierra, a unos 50cm de profundidad aproximadamente, esta planta produce un bulbo blanquecino, dividido en gajos o dientes (de seis a doce gajos).

Estos bulbos son un fruto comestible que suele utilizarse para fines medicinales y culinarios, y cuyo sabor es picante y penetrante, y característicamente oloroso.

No obstante, en este caso hablaremos específicamente al ajo blanco crudo porque en sí, existe una amplia variedad que más adelante veremos.

 

que es el ajo y sus propiedades nutricionales

 

 Descripción 

A los bulbos de esta planta suelen llamárseles cabezas de ajo y tienen una forma de cebollín, pero un poco más grande, de unos 5cm de diámetro aunque la proporción puede ser variable.

Estas cabezas están recubiertas por una cáscara delgada y casi translucida, pero inclinada hacia el color blanco o rojizo, cualidad que se repite en cada uno de los gajos.

Con respecto a su fuerte olor y sabor, se deben al contenido de sustancias azufradas, en este caso la alicina y el disulfuro de alilo, parte de su encanto culinario.

 

 Propiedades de los ajos 

El ajo es un alimento que presenta muchos beneficios para la salud y muy recomendado para incluirlo dentro de una dieta diaria como condimento o directo.

Las propiedades del ajo pueden variar de acuerdo a su especie, por ejemplo, las propiedades del ajo negro difieren, así como las del resto de variedades pero en este caso particular hablaremos acerca del ajo blanco.

Cabe mencionar, además, que los ajos son verduras similares a las cebollas, cebollines, cebolletas, puerros y chalotas, por lo que sus propiedades pueden conpartirse hasta cierto punto.

Aun así, la calidad y cantidad de las propiedades que el ajo contiene y puede aportar, es superior a los que estas y otras verduras tienen para ofrecer.

 ¿Qué vitaminas tiene el ajo? 

El ajo se caracteriza por ser muy rico en vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B9), también podemos encontrar las de tipo A, C, E y K.

Así mismo, también posee muchos minerales: fósforo, potasio, magnesio, zinc, calcio, hierro y folatos, manganeso, cobre, selenio, sodio.

 ¿Qué calorías tienen los ajos? 

El nivel de calorías que contiene el ajo es sumamente bajo en comparación a los beneficios y aportes nutritivos de vitaminas o minerales.

Porcentualmente, se habla de un nivel inferior al 30% de todo el contenido por cada diente de ajo, haciéndolo ideal como ingrediente en tu dieta.

 Valor nutricional del ajo 

En cuanto a su valor nutricional, posee todo el conjunto de macronutrientes requeridos por el cuerpo como parte de una alimentación saludable y sustancial.

La lista de estos nutrientes corresponde a los hidratos de carbono (carbohidratos complejos), grasas (mono insaturadas y poliinsaturadas) y proteínas (vegetal).

 

beneficios de los ajos

 

 Beneficios del ajo 

Por su composición, el ajo tiene efectos antisépticos, vasodilatadores, diuréticos, antiinflamatorios y anticoagulantes que influyen positivamente en muchas enfermedades.

Inclusive, históricamente desde el siglo VI a.C., cuando fue descubierto, los estudios de para qué sirve el ajo son los que le han dado la fama con la que cuenta y se ha expandido a todo el mundo.

Un listado completo acerca de para qué es bueno el ajo, podría hacerse interminable de especificar, sin embargo, podemos clasificar sus beneficios mediante unos puntos de los que hablaremos a continuación.

 Mejora la circulación sanguínea 

A través de su alto contenido de vitamina B, el ajo se convierte en un anticoagulante natural. Además, la sangre presenta una reducción significativa de los niveles de homocisteína, sustancia responsable del endurecimiento de los vasos.

Esto a su vez, reduce el riesgo de padecer algunas enfermedades como hipertensión, trombosis, arteriosclerosis o problemas del colesterol, entre otros males que usualmente se asocian con dificultades o patologías cardíacas.

 Es depurador del organismo 

Mediante las vitaminas A, B y C, el ajo puede acelerar las funciones hepáticas y ayudar a eliminar sustancias que el hígado por sí mismo no es capaz de procesar.

Dicho de otra forma, funciona como desintoxicante de parásitos, toxinas y otras sustancias dañinas para el organismo (virus, bacterias) y también desinflamatorio.

 Estimula es sistema respiratorio 

El ajo también funciona como un antibiótico de origen natural para ayudar en resfriados, tos u otros problemas en el sistema respiratorio.

Su función principal en esta área consiste en descongestionar la mucosa producida por la sinusitis o gripe y limpiar los pulmones.

 Reduce el colesterol 

Según la Fundación Española del Corazón, se recomienda la ingesta de un gajo de ajo cada día para reducir los niveles de colesterol.

La misma, asegura que personas con problemas cardiovasculares han conseguido una mejora del 9% menos colesterol malo.

 Protege el aparato digestivo 

El consumo de ajo a diario incide en un aceleramiento del proceso de descomposición de otros alimentos, es decir, la producción de ácidos gástricos.

Una ventaja que va muy de la mano con el efecto depurador del ajo, esencialmente refiriéndonos a alimentos con alto contenido de hierro o mercurio.

 Previene la osteoporosis 

Consumir ajo con regularidad previene la descalcificación de los huesos por causas naturales como la edad.

Según los estudios al respecto, un grupo de mujeres en etapa menopáusica consumió a diario una dosis controlada, dando como resultado un mayor nivel de estrógenos.

 Estimula el sistema nervioso e inmune 

Entre los beneficios más específicos del ajo se enumeran la prevención de padecer ciertos tipos de cáncer (principalmente próstata), Alzheimer y demencia.

Además, también se mencionan el control de la diabetes, gastritis y hemorroides, así como combatir infecciones comunes.

 

contraindicaciones de los ajos

 

 Contraindicaciones del ajo 

Técnicamente, el consumo ajo no supone ningún riesgo, sin embargo, todo depende de la dosis y la forma en cómo se ingiera o integre en la dieta.

Lo más recomendable es siempre consumirlo de su forma natural, en lugar de a través de suplementos o cápsulas, u otros derivados de venta libre.

Por lo general se habla de entre dos a cuatro gajos por día (según cada persona) pero a veces es preferible limitarse a usarlo solo como condimento.

Siguiendo la lista a continuación, algunas contraindicaciones pueden parecer contradictorias con sus beneficios, por lo que vamos a explicarlo.

 Gestación 

Ya que el ajo sirve como anticoagulante natural, podría producir hemorragias internas en la mujer embarazada o vulnerar los vasos sanguíneos del endometrio (donde se sujeta la placenta) causando posibles abortos.

No obstante, esto no quiere decir que no deba consumirse ajo durante el embarazo, puede consumirse de forma habitual.

En cualquier caso, lo ideal es consultar al médico especialista que esté tratando a la embarazada.

 Lactancia 

Los efectos secundarios acerca de la composición del ajo en un recién nacido se desconocen, sin embargo, sí se sabe que estos pueden producir un sabor desagradable de la leche materna, y consiguientemente rechazo.

 Diabetes 

En cuanto a la adición a su bajo contenido calórico, el ajo también tiene un efecto positivo como depresor de los niveles de glucemia en la sangre, un beneficio especialmente para personas con diabetes.

 Cirugía 

Según lo que ya se ha mencionado, las propiedades del ajo incluyen beneficios como anticoagulante, lo que por otra parte lo hace adverso a la cicatrización de heridas.

Para personas próximas a una cirugía se recomienda dejar de consumir ajo desde al menos dos semanas antes ya que podría provocar hemorragia postoperatoria.

 Gastritis 

La sensibilidad estomacal es un tema de mucho cuidado en cuanto a los alimentos que se consumen, y el ajo (o sus componentes) es uno que preferiblemente se debe evitar.

Ya hablamos anteriormente que estimula la producción de jugos gástricos para descomponer los alimentos, ayudando al sistema digestivo y es precisamente esto lo que lo hace un alimento demasiado intenso cuando tenemos problemas estomacales.

 Hipertiroidismo 

Los trastornos de la glándula tiroidea consisten en la producción en exceso de ciertas hormonas, y hay algunos alimentos que pueden estimularla.

El ajo es un alimento que promueve la producción de la hormona tiroidea, por lo que las personas con esta patología deben evitar consumirlo.

 

alergia a los ajos

 

Alergia a los ajos

Médicamente no existen pruebas cutáneas para detectar ciertas alergias hacia algunos alimentos, la mayoría de estos diagnósticos dependen de una conclusión subjetiva de efectos tras la reiteración de alteraciones.

No obstante, por norma general, se dice que mientras más picante o fuerte sea un alimento en particular, la probabilidad de generar una reacción alérgica se intensifica, pero no existe una causa probable.

Actualmente no hay registros que indiquen alergia al ajo, ya sea por su ingesta o uso tópico. Sin embargo, sí se pueden desencadenar alteraciones de acuerdo con la dosis y sensibilidad de la piel de la persona en sí.

En algunos casos, la reacción puede provocar acné y diferentes tipos de dermatitis.

 Otros efectos secundarios 

El consumo de ajo podría interferir con los efectos propios de algunos medicamentos como por ejemplo, aquellos relacionados con la circulación sanguínea.

Se recomienda especialmente a personas tratadas por patologías crónicas consultar a su médico especialista antes de incluirlo en su dieta regular.

Así mismo, se sabe que el ajo posee un fuerte olor que puede provocar mal aliento, y a su vez un potente sabor que causa sensación de ardor en la boca.

También, en algunos casos, la persona, según su sensibilidad, puede sufrir de dolor estomacal, gases, náuseas o vómitos, hinchazón, diarrea, etc.

 

 Curiosidades del ajo 

Muchas personas consideran que el ajo es una especia a causa de su sabor y uso genérico como condimento, otras personas piensan que es una hierba pero realmente se trata de un tubérculo.

Los tubérculos son verduras que crecen bajo la tierra, como es el caso del ajo, por lo que esta es su clasificación y hay ciertos datos interesantes sobre él para compartir:

  • Nombre: al ajo, fruto completo, también se le da el nombre de cabeza, bombilla o perla.
  • Corte: la forma correcta de cortar un ajo es aplastándolo, no rallándolo ni picando con cuchillo.
  • Alicina: componente básico del ajo con efectos atibióticos, no está naturalmente presente en el ajo sino que se genera al cortar o machacar este.
  • Allium: es familia de las cebollas, cebolletas, cebollines, chalotes, cebolletas y puerros. Todos llamados allium.
  • Lacrimógeno: si tocas tus ojos después de cortarlo sin lavarte las manos, puedes llorar como con las cebollas.
  • Fármacos: además de los preparados caseros, muchas medicinas lo usan como componente activo.
    • Los soldados de la segunda guerra mundial lo usaban para curar las heridas y como antibiótico.
    • Los esclavos egipcios lo consumían como alimentos de fortalecimiento para el trabajo duro.

 

curiosidades de los ajos

 

Además de las curiosidades que os acabamos de señalar en cuanto a su forma, textura, sabor, etc., a continuación vamos a hablar del que quizás sea la variedad de ajo más curiosa, de una forma de presentar los ajos que habremos visto en muchas cocinas y del preocupante aliento a ajo al consumirlo:

 Ajo macho 

El ajo macho es una de las variedades menos conocidas y tiene un sabor bastante suave y delicado, por lo que no suele usarse cocinado en las comidas, solo agregado y crudo.

Una particularidad de este tipo de ajo es que está conformado por una sola pieza, es decir que no se divide en gajos, como es común. Se parece más a una cebolla pequeña.

Científicamente también posee propiedades muy específicas que son beneficiosas para las personas que los consumen, y a continuación las mencionaremos.

  1. Controla el flujo sanguíneo: sirve como vasodilatador.
  2. Relaja el sistema nervioso: funciona como un calmante natural.
  3. Mejora el metabolismo: regulas las funciones del organismo.
  4. Puede ser afrodisiaco: no está comprobado pero se le concede esta característica.

 Ristra de ajos 

¿Has visto en algunas cocinas una especie de cadenas de ajos unidos por lo que parece ser una cuerda? A esto se le conoce como "ristra de ajos" y no es más que una serie de ajos trenzados entre si.

Esta técnica se utiliza mucho en las casas para tener varios ajos al alcance y usar para comidas.

Lo interesante de esta técnica es que puede hacerse usando los tallos como cuerdas, las raíces o sujetándolos con una cuerda, y todas sirven y quedan bien.

No obstante, os recomendamos que veáis un tutorial y os arméis de paciencia si deseáis hacerlo aunque el proceso parece ser bastante sencillo, solo es cuestión de empeño y práctica.

 

como hacer una ristra de ajos

 

 ¿Cómo quitar el famoso aliento a ajo? 

Como ya mencionamos, el sabor del ajo es muy picante y aunque en las comidas como condimento puede reducirse su sabor, lo cierto es que crudo tiene un sabor muy potente.

El problema con el mal aliento provocado por el ajo es que solo puede contrarrestarse con otros alimentos, incluso la crema dental y enjuagues bucales no suelen ser efectivos con este.

Lo que se recomienda es elegir otros alimentos que también posean un olor fuerte pero más agradable que el ajo, como lo pueden ser el café, las hojas de menta o el perejil.

Por otra parte, hay que ser cuidadosos con estas medidas de intentar enmascarar en mal aliemto con otros alimentos ya que algunos como el vino u otros licores, muy lejos de ocultar el mal aliento, lo intensifican.

 

 Tipos de ajos 

En la naturaleza existen en la actualidad más de 600 especies de ajos (conocidos hasta ahora) y se les puede clasificar de diferentes maneras.

 Por su color 

Tiene relación directa con el color de la cáscara que los envuelve, más que con los gajos que contiene en sí, sin embargo, estos también pueden variar.

Entre los más conocidos y comunes se encuentran los ajos blancos, rosados, colorados, castaños, violetas, modados (sí, son diferentes) y negros.

 Por su origen 

Las plantas, de acuerdo con el tratamiento que se les da, pueden mutar o modificar el fruto producido, dando origen a nuevas especies del mismo.

De acuerdo con esto, los ajos se clasifican en nobles, refiriéndose a las especies originales, y comunes, hablando de las mutaciones de la verdura.

 Por su germinación 

Se refiere al tiempo que tardaron entre su plantación, producción y madurez del fruto para ser cosechado, y se mide en semanas.

Los términos usados son precoz (dos, tres semanas), semi precoz (hasta la cuarta), medio (límite de ocho) y tardío (en adelante).

Esto también se mide de acuerdo a las fechas exactas, tomando en cuenta que el periodo de siembra inicia en otoño.

  1. Precoz: entre el 15 y el 20 de mayo (puede variar de año en año).
  2. Semi precoz: Después de dos semanas se extiende hasta el 15 de junio.
  3. Medio: choca con el anterior, pero solo se considera a partir del 5 de junio.
  4. Semitardío: un período extra intermedio que va desde el 15 de junio hasta el 30.
  5. Tardío: ya superando todas las expectativas, data desde el 30 de junio en adelante.

 

tipos de ajos

 

 Por sus gajos 

Hablamos en este caso de la cantidad, porque si bien pueden contener en casos muy particulares hasta 20 gajos, algunos solo producen 1.

Se clasifican de acuerdo a este criterio en ajos simples con un único gajo y ajos múltiples que son los más regulares y variables en la cantidad.

 Por su cuello 

En este sentido se habla de ajos de cuello duro o blando, cada uno con subespecies más específicas que serían los tipos más propiamente dichos.

Tal como su nombre lo indica, se refiere a la textura de tallo y deriva en otros detalles como cantidad de gajos (4 a 12, 10 a 14), y otros.

Para unificar criterios, vamos a guiarnos a partir de su clasificación por color, siendo la más específica por identificar, así como la más utilizada.

  1. Ajo blanco: son una de las especies más comunes de este fruto y son blancos. Su envoltura es de color plateada, su sabor es suave y en tiempo duran más que otros, aunque es de germinación tardía. En contraste, sus gajos son numerosos.
  2. Ajo rosado: también se les denominan dialécticamente ajos de culebra y de bruja por su potente sabor, perfecto para ensaladas de forma cruda, aunque también se pueden cocinar (hervir o freír) para comer como un acompañante.
  3. Ajo colorado: tienen un sabor incluso más fuerte que el ajo rosado, pero se diferencia por su tipo de tallo que es duro, y una de sus características es la simetría de sus gajos, lo que es aspecto le da una forma poco convencional.
  4. Ajo castaño: tal como su antecesor, es de tallo duro pero de sabor suave como el ajo blanco. Además, su envoltura es de color marrón claro, lo que le da este nombre ya que por dentro los gajos son de un blanco regular.
  5. Ajo violeta: esta especie de ajo tiene la particularidad de no tener un color constante, sino que presenta rastros rústicos de color violeta (claro) sobre una base blanca, cualidad que mantiene tanto en la envoltura como en los gajos.
  6. Ajo morado: tienen un sabor ligeramente picante pero entran dentro de la categoría de sabor suave, aunque son catalogados como los ajos de mejor calidad y sabor. Su cubierta es blanca y el nombre se lo da la tonalidad rojiza de los gajos.
  7. Ajo negro: es la derivación de un proceso de fermentación natural del ajo blanco,  30 días a temperatura elevada. El objetivo es aportarle más sabor y suavidad, así como desarrollar su valor nutritivo y beneficios hasta cinco veces más.

 

ajo negro

 

Vale la pena agregar a esta lista dos variables más del ajo que, aunque podrían pertenecer a algunos de los tipos mencionados, poseen características que merecen su propio lugar.

  1. Ajo chino: se asemeja al ajo rosado en cuanto al sabor que es suave y picante, y aspecto siendo blanco con cubierta rosada. No obstante, este tipo de ajo es grande y tiene entre 10 y 12 gajos.
  2. Ajo japonés: en cuanto al sabor es muy parecido al ajo chino y al rosado. Sin embargo, lo que lo hace especial es su gran tamaño, que alberga apenas entre 3 y 7 gajos gigantes.

 

 

 ¿Cómo conservar los ajos? 

La vida útil de un ajo sin pelar, es de aproximadamente un mes, sin embargo, hay ciertas previsiones que se deben tomar para que esto se cumpla.

  1. Mantenerlo en un lugar aireado y sin luz, sobre todo de sol.
  2. La temperatura debe ser ambiente, no muy calurosa.
  3. Debe vigilarse que se mantenga seco, aun cortado podría brotar.
  4. También debéis cuidar el estado de los gajos y retirar los mohosos o resecos.
  5. Podéis cortarlo y reservarlos en un frasco con vinagre y bien sellado.

Estos son consejos y alternativas que podéis aplicar si aun no los habéis pelado y os serán muy útiles. Una vez pelados, solo durarán unos días en óptimas condiciones.

No obstante, hay dos alternativas más a la hora de conservar los ajos, que podrían ser muy efectivas y que explicaremos a continuación:

 ¿Se pueden congelar los ajos? 

Sí, los ajos se pueden congelar y de hecho, muchas personas usan esta alternativa para conservarlos por un tiempo mucho más extenso de lo regular.

No obstante, esta opción modifica la textura de los ajos, volviéndolos más duros y también reduce significativamente su sabor al expulsar toda la alicina.

 Ajos encurtidos 

Es una opción mucho más útil pero de uso medianamente corto. Se usa directamente en las comidas como aderezo o acompañante, dulce y suave.

Para encurtirlos solo tenéis que cocerlos por poco tiempo, escurrirlos y posteriormente los dejaréis reposar en agua con vinagre y azúcar durante unas ocho horas aproximadamente.

Pasadas las horas de encurtido, ya estarán en óptimo estado para ser consumidos.

 

como hacer ajos encurtidos

 

 Consejos para comprar ajos 

A continuación os daremos a conocer las propiedades físicas de un ajo en buen estado para poder identificarlos y seleccionarlos correctamente.

En realidad no tiene tanto que ver con que se vea bonito por fuera sino de la calidad del ajo por dentro, aunque lógicamente deben revisarse también señales exteriores.

Una gran ventaja a la hora de comprar ajos, además de estar disponibles durante todo el año,  es que las características para seleccionarlos son genéricas incluso en los diferentes tipos de ajos que hay.

 ¿Qué buscar? 

Debéis buscar ajos de buen tamaño, son preferibles los bulbos más planos que altos y la piel debe estar en perfecto estado y limpia.

En cuanto a la textura, podéis presionar el bulbo suavemente para verificar que sean firmes y, por supuesto, no deben estar húmedos.

 ¿Qué no buscar? 

Las señales de deterioro son fundamentalmente las opuestas a lo descrito anteriormente, pero además, debéis prestar atención a posibles brotes y presencia de moho.

Si además, el ajo es demasiado blando al tactode textura rugosa o incluso da la sensación de que está hueco, significa que no son frescos, que se estropearán muy rápido o incluso que ya lo están, y que su sabor no será bueno.

 

 ¿Cómo pelar ajos? 

Separar los gajos o dientes del ajo de sus propias envolturas puede llegar a ser una tarea compleja ya que su fina piel puede llegar a ser muy adhesiva.

No obstante, muchos chefs han ideado y compartido sus técnicas, las cuales hoy os vamos a explicar brevemente para que también podáis aplicarlas y elegir la que más os guste.

 Con cuchillo 

La primera opción, y también la más usada, es con un cuchillo. El método consiste en separar el gajo del resto del bulbo, poner sobre el mostrador o tabla y dar un golpe suave. De esta forma separaréis perfectamente el ajo de su piel.

Es importante que realicéis varios golpes de poca fuerza pero muy firmes para no destruir el gajo en sí. En caso de que no necesitéis el diente entero o para cortarlo de un modo específico, sí podéis aplastarlo de un solo movimiento.

 Con presión 

Esta técnica se parece un poco a la primera pero es un poco más segura.

Debéis colocar el gajo dentro de un recipiente y encima otro que quepa en el primero, finalmente presionar mientras hacéis movimientos circulares.

 Con microondas 

Cuando de pelar ajos se trata, el microondas puede convertirse en vuestro mejor aliado.

Sólo debéis calentar el gajo (o gajos) unos segundos, dejar reposar y despegar la piel desde las puntas.

 

 ¿Cómo cocinar los ajos para que no pierdan propiedades? 

Unos de los mayores atractivos para incluir ajo dentro de una dieta equiliobrada diaria son los beneficios que aporta en materia de salud.

Sin embargo, como sucede con la mayoría de los alimentos, gran parte de las propiedades del ajo se pierden cuando este es cocinado.

Para evitar esto, se recomienda que antes de cocinarlo, lo trituréis o piquéis para luego añadir a vuestra receta a fuego bajo, poco tiempo.

 

 Utensilios de cocina para picar ajos 

Estas herramientas han ganado gran fama como esenciales en la cocina de casi cualquier familia que use el ajo como parte de sus condimentos porque os permitirá manipularlos sin tocarlos y por consiguiente, sin adquirir ese insistente olor a ajo en las manos tan difícil de eliminar.

Existen diferentes modelos adaptados para cada necesidad. Según cada tipo de picador, el resultado que se obtiene puede variar y a continuación vamos a presentarios los tres más utilizados para esta tarea.

 

picador de ajos

 

 Triturador o picador de ajo 

¿Alguna vez habéis utilizado un utensilio donde metéis las patatas cocidas, presionáis y el puré sale por unos pequeños orificios en la parte inferior?

Este es justo el mecanismo de este tipo de picador. Solo tenéis que pelar el ajo, introducirlo en la pequeña herramienta, presionar y listo, tendréis ajo picado en breves segundos.

 UTENSILIO DE CUCHILLAS 

Esta otra herramienta consiste en un pequeño envase que posee cuchillas y puntas de sujeción en su interior. Usarlo es tan fácil como meter el ajo pelado y rotar el propio envase para picarlo.

Una vez dentro, el ajo permanecerá sujeto por las puntas y, de acuerdo a la cantidad de veces que rotes, las cuchillas cortarán más o menos trocitos.

 BATIDORA O PROCESADOR DE ALIMENTOS 

Por último tenemos al famoso procesador de alimentos, una herramienta que rara vez no forma parte de tus electrodomésticos de cocina habituales.

Su uso es como como con cualquier otro alimento, para obtener ajo triturado o incluso puré si batimos durante más tiempo.

 

 OTRAS PRESENTACIONES EN LAS QUE PODEMOS ENCONTRAR LOS AJOS 

De la misma forma que podemos encontrar diferentes variedades de ajo como ya hemos nombrado, también podemos encontrarlos en diferentes presentaciones y a continuación os mostraremos las 2 principales:

 Ajo en polvo 

Es una presentación de ajo que fácilmente podéis encontrar en el mercado, en la sección de especias.

Su uso en la cocina es la de condimentar los alimentos antes de cocinarlos, como se haría con el ajo común pero de una manera más fácil.

Por supuesto, respecto al ajo siempre es preferible comprarlo crudo y cocinarlo nosotros mismos para adquirir todo su potencial y calidad en nuestras recetas.

Si queéis hacer vuestro propio ajo en polvo tendréis que pelar los dientes de ajo, deshidratarlos en el horno durante varias horas a la mínima temperatura y triturar el resultado.

 Pastillas o cápsulas de ajo 

No son en sí un fármaco pero podéis encontrarlas en farmacias o herbolisterías.

Son cápsulas que contienen ajo concentrado y su propósito es adquirir todos los beneficios nutricionales de este de forma que podáis beneficiaros, especialmente si no os gusta el sabor o el aroma del ajo.

 

beneficios de las capsulas de ajo

 

 Recetas con ajos 

Como ya lo hemos mencionado infinidad de veces, el ajo se suele utilizar en la cocina como condimento, pero esta vez hemos querido ir un poco más allá con platos cuya base es este vegetal.

 

 ¿Cómo hacer sopa de ajo? 

Esta es una receta muy sencilla y de muy pocos ingredientes, solo vais a necesitar:

  • Pan de hogaza o pan para sopas
  • Ajo
  • Pimentón dulce o picante
  • Agua
  • Aceite de oliva
  •  Sal

Poned 3 cucharadas de aceite a calentar en una cazuela, pelad los dientes de ajo, cortadlos en láminas finas y añadidlos a la cazuela.

Esperad a que se doren los ajos y agregad el pan junto con media cucharadita de pimentón e id agregando suficiente agua hasta cubrir el pan.

Por último, añadid la sal al gusto, subid el fuego e id removiendo de vez en cuando para deshacer el pan hasta que la mezcla hierva, y listo.

 

 ¿Cómo hacer pan de ajo? 

como hacer pan de ajo

 

Esta receta es perfecta para reuniones con amigos o familiares y súper fácil de preparar, así que tomad nota de los ingredientes:

  • Pan de poca miga
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Limón
  • Ajo en polvo y ajo fresco
  • Queso parmesano u otro queso que funda
  • Sal
  • Perejil

La preparación consiste en integrar todos los ingredientes excepto el pan hasta lograr crear una mezcla uniforme y suave.

Seguidamente, deberéis rebanar el pan más o menos del grosor de un dedo y untar cada uno con la preparación.

Y finalmente hornearéis durante 15 minutos a 180ºC.

 

 ¿Cómo hacer aceite de ajo? 

Para aderezar tus ensaladas y algunas preparaciones de carne o pescado, vamos a compartiros esta receta de aceite de ajo al romero que solo requiere:

  • Ajo
  • Aceite de oliva
  • Unas ramas de romero

Debéis colocar el romero y un par de dientes de ajo picados por la mitad en una bandeja de horno, y verter dos tazas del aceite de oliva por encima.

Cocinad en el horno a 200 ºC durante aproximadamente 45 minutos y dejad reposar cuando termine el tiempo

Finalmente, vierte al aceite junto con los ajos y el romero en una botellita o recipiente con la ayuda de un embudo y listo, tendréis aceite de ajo al romero.

 

 ¿Cómo hacer alioli casero? 

Tal como el aceite, el alioli tiene múltiples aplicaciones porque queda perfecto con casi cualquier alimento y esta receta os encantará.

Para prepararla debes tener:

  •  1 huevo 
  • Limón 
  • Ajo al gusto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Agregad en el vaso de la batidora el huevo, el jugo de limón (la mitad) y el ajo pelado y picado y batid hasta que quede una mezcla homogenea.

Poco a poco id vertiendo aceite hasta que alcance la textura cremosa tan característica. Las cantidades pueden variar a vuestro gusto.

 

mitos y creencias sobre los ajos

 

 Mitos y creencias sobre el ajo 

Como con cualquier otro alimento que ha ganado la fama de ser bueno para la salud, también han surgido algunos mitos por descubrimiento, coincidencia o simples suposiciones.

Algunos de estos pueden llegar a ser reales, sin embargo, otros son simples creencias que se han difundido de boca en boca y permanecen en la actualidad como una autentica verdad.

 Es bueno para la tripa 

Si reanalizamos las propiedades del ajo, sus efectos sobre el sistema digestivo consumido en grandes dosis pueden ser dañinos causando dolores, diarreas y vulnerando las paredes del estómago y órganos consiguientes.

Obviamente y como mencionamos anteriormente, el ajo puede mejorar el sistema digestivo y estimular la producción de jugos gástricos consumido de forma y en cantidades normales o adecuadas.

 Comer ajo en ayunas adelgaza 

No está demostrado, además de ser un gran mito, que comer cualquier alimento en ayunas adelgace y el ajo no es la excepción.

Como os hemos recomendado en varias secciones de este portal, adelgazar requiere de 2 factores muy importantes: alimentarse y aprender a alimentarse de forma adecuada y saludables, y seguir una pauta de ejercicio.

No existen las fórmulas mágicas para adelgazar.

 Los perros pueden comer ajo 

Aunque el ajo siempre ha sido un alimento utilizado para el consumo humano, los perros también pueden ingerirlo, y de hecho se pueden beneficiar de él de la misma manera que las personas.

Particularmente estos aportes solo funcionan con el ajo crudo y sus beneficios para canes son antibióticas, anti fúngicas y antiparasitarias, pero su consumo debe ser moderado o podríamos provocarle una intoxicación. En este caso, es mejor consultar con el veterinario.

También se le atribuyen propiedades para combatir las pulgas y garrapatas ya que podría modificar el pH de la piel y que estas migren. Una teoría que no ha podido ser comprobada hasta la fecha.

 



INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR 100G. DE ALIMENTO

VALORES NUTRICIONALES POR PERSONA





Macronutrientes

Hidratos de carbono Grasas monoinsaturadas Grasas poliinsaturadas
24,30 g 0,03 g 0,10 g
 
Proteína (Ver ranking) Proteína Animal Proteína vegetal
4,30 g 0 g 4,30 g
 
Fibra (Ver ranking) Agua Omega 3
1,20 g 70 g 0 g
 
Omega 6    
0 g    



Vitaminas

Vitamina A Vitamina B1 Vitamina B12
0 µg 0,16 mg 0 µg
 
Vitamina B2 Vitamina B3 (Niacina) Vitamina B6
0,02 mg 1,02 mg 0,32 mg
 
Ácido Fólico (Vitamina B9) Vitamina C Vitamina D
4,80 µg 14 mg 0 µg
 
Vitamina E    
0,01 mg    



Minerales

Calcio Fósforo Cinc (Ver ranking)
17,80 mg 134 mg 1,10 mg
 
Hierro (Ver ranking) Potasio Magnesio
1,20 mg 446 mg   24,10 mg



Otros

Carotenoides Etanol (Alcohol) Retinoides
0 µg 0 g 0 µg
 
Porción comestible    
0 g    
 
: Alimento rico en ese nutriente (>30% de los valores de ingesta de referencia por porción)




Desglose de calorías por persona: 119

Hidratos de carbono:
97,20 Kcal.  
 
Proteinas:
17,20 Kcal.
Llave del esquema
Animales:
0 Kcal.
Vegetales:
17,20 Kcal.
 
Grasas:
2,07 Kcal.
Llave del esquema
Saturadas:
0,45 Kcal.
Monoinsaturadas:
0,27 Kcal.
Poliinsaturadas:
0,90 Kcal.




ALIMENTO APTO PARA:


 
No
Celiacos X
Alérgicos a los frutos secos X
Alérgicos al marisco X
Alérgicos al pescado X
Alérgicos al huevo X
Intolerantes a la lactosa X
Diabéticos con insulina X
Diabéticos sin insulina X
 
Embarazadas X
Niños X
 
 Vegetarianos X
 Veganos X
 Judíos X
 Musulmanes X
 Hinduístas X


DENOMINACIÓN DE ESTE ALIMENTO SEGÚN EL PAIS

Bandera de Argentina Argentina Bandera de Bolivia Bolivia Bandera de Chile Chile Bandera de Colombia Colombia
Ajo Ajo Ajo Ajo
 
Bandera de Costa Rica Costa Rica Bandera de Cuba Cuba Bandera de Ecuador Ecuador Bandera de El Salvador El Salvador
Ajo Ajo Ajo Ajo
 
Bandera de España España Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Bandera de Guatemala Guatemala Bandera de Haití Haití
Ajo Ajo Ajo Ajo
 
Bandera de Honduras Honduras Bandera de México México Bandera de Nicaragua Nicaragua Bandera de Panamá Panamá
Ajo Ajo Ajo Ajo
 
Bandera de Paraguay Paraguay Bandera de Perú Perú Bandera de Puerto Rico Puerto Rico Bandera de Republica Dominicana República Dominicana
Ajo Ajo Ajo Ajo
 
Bandera de Uruguay Uruguay Bandera de Venezuela Venezuela    
Ajo Ajo    

OTROS ALIMENTOS QUE TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE

Melocotón: Propiedades nutricionales

Uva blanca: Propiedades nutricionales

Palomitas de maiz: Propiedades nutricionales

ALGUNAS RECETAS QUE CONTIENEN ESTE ALIMENTO

¿TE HA GUSTADO LA INFORMACIÓN?

VALORA LA INFORMACIÓN



COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS


 
Personas a las que les ha gustado:   Número de visitas:
0
  3662
 
Puntuación de la información Personas que han puntuado
Excelente
0
Muy bueno
0
Bueno
0
Normal
0
Malo
0