-Síguenos en-
sigue a nutricienta en facebook sigue a nutricienta en instagram sigue a nutricienta en twitter sigue a nutricienta en youtube

Propiedades nutricionales: Calabacín

Buscador de alimentos
Busca por el nombre del alimento: 


Propiedades nutricionales: Calabacín
Explicación de las propiedades nutricionales: Calabacín
Calorías
23,20 Kcal
1% CDR  215
Grasas (Lípidos)
0,50 g
1% CDR  159
Grasas Saturadas
0,10 g
1% CDR  154
 
Azúcares
1,91 g
8% CDR  72
Colesterol
0 mg
0% CDR  78
Sal (Sodio)
3 mg
0% CDR  185
- Valores nutricionales por 100g. de alimento.
- Las necesidades nutricionales individuales pueden varian en funcion del sexo, la edad u otros factores.
: Pincha sobre este icono para ver el ranking de alimentos ricos en este macronutriente
: Este alimento se encuentra dentro del top 10 en el ranking de Nutricienta



EXPLICACIÓN NUTRICIONAL




El calabacín es mundialmente conocido y descrito como una importante baya alimenticia, muy carnosa, de forma cilíndrica, generalmente de color verde, amarillo, verde blanquecino y de variados tamaños, la cual puede ser empleada gastronómicamente tanto de forma cruda como cocida en muchísimas preparaciones tales como guisos, cremas, postres, purés y ensaladas.

Los calabacines nos ofrecen unos valores nutricionales maravillosos, así que si queréis SABER TODAS SUS PROPIEDADES Y BENEFICIOS, recetas con esta deliciosa hortaliza, mitos y verdades, y muchísima más información, quedáos a DESCUBRIR TODO lo que el calabacín puede ofrecernos.

 

ÍNDICE DE LA INFORMACIÓN

 

 

 ¿Qué es el calabacín? 

Cucurbita pepo es el nombre científico dado a los calabacines, esta pertenece a la familia de plantas “cucurbitáceas” a la cual se asocian más de 850 plantas en su mayoría herbáceas, caracterizadas por tener frutos grandes que poseen cortezas firmes.

De hecho, dentro de esta misma familia encontramos importantes frutas y hortalizas como: la sandia, el melón, la calabaza (auyama), los pepinos y muchos más, así que si alguna vez sentísteis curiosidad por las semejanzas de estas frutas y verduras, pues he aquí la respuesta, pertenecen a la misma familia.

 

que es el calabacin

 

Su planta es anual y de vegetación compacta cuyo crecimiento es considerado indeterminado, no solo su fruto es aprovechado, de hecho, sus semillas, la parte tierna de sus tallos e incluso su flor también son empleados de forma gastronómica en algunas regiones con importantes aportes nutricionales.

Su origen ciertamente no es muy claro y preciso debido a su antigüedad (más de 10000 años) y sus variedades, sin embargo, las principales teorías colocan a centroamérica (México) y parte de norteamérica como centro de su origen.

Aunque cabe destacar que, tal y como conocemos al calabacín hoy en día, fue el resultado de la introducción del fruto a Europa por medio de los viajes de Colón ya que tuvo amplia aceptación y popularidad, de hecho, su comercio y producción en Europa fue el punto de partida para la extensión del calabacín al resto del mundo.

El calabacín también es conocido en el idioma español por los siguientes nombres: zapallo italiano, zapallito, zucchini, guicoy, calabacita, ayote y muchos más, mientras que en inglés es conocido como winter squash.

Sin importar el nombre que se le, la ciudad, región, provincia donde se consuma e incluso la variedad cultivada, el calabacín posee un puesto incomparable en las actividades culinarias y no es para menos aunque estamos seguros de que cuando leáis la enorme riqueza nutricional, propiedades y beneficios derivados de su consumo, podréis entender como su importancia va mucho más allá de un simple alimento.

 

 Propiedades del calabacín 

Numerosas propiedades son atribuidas a esta hortaliza y todo debido a su amplia riqueza nutricional, la cual os sugerimos, para un mejor aprovechamiento, no quitarle su piel ya que ella también posee vitaminas.

Desde ser una de las verduras con menor contenido calórico y ser rica en vitamina C, fitonutrientes, minerales y también poseer la capacidad de aliviar muchos padecimientos o ayudar en el tratamiento de muchas afectaciones, sin duda alguna, el atractivo de esta fruta crece en gran manera.

 

propiedades del calabacin

 

Así que, el calabacín no solamente es un alimento versátil y delicioso para nuestras comidas sino que realmente es una fuente importante de propiedades y beneficios.

Por eso os invitamos a que prestéis mucha atención a los siguientes apartados porque estamos seguros que aprenderéis muchas cosas interesantes.

 

 Vitaminas del calabacín 

Tomando como referencia una porción de 100 gramos de zucchini o calabacín, encontraremos la presencia de importantes vitaminas tales como vitamina B3 y en mayor proporción vitamina A, C, B1 y B2.

En cuanto a la vitamina C, que es la principal aportada por esta hortaliza, se estima que se puede adquirir una importante cantidad, aproximadamente 14 miligramos.

Por parte de la vitamina A, B1 Y B2, podemos hallar una cantidad aproximada de 0.05, 0.09, 0.07 miligramos respectivamente (por cada 100 gramos de porción), lo cual no debe ser menospreciado ya que es un aporte importante para la dieta de un adulto medio.

Este aporte vitamínico es precisamente el responsable de muchas de las propiedades y beneficios asociados con el consumo de calabacín, tal como os mostraremos un poco más adelante. 

 

 Calorías del calabacín 

Os mencionamos como característica de esta hortaliza su bajo aporte calórico y no es para menos ya que se estima que podemos encontrar tan solo 23 Kcal por cada 100 gramos de calabacín. ¿Sorprendidos? Esto es tan solo un 1% de lo  que necesita un adulto.

Aunque las hortalizas en general no suelen aportar “grandes cantidades de calorías”, cuando nos encontramos en situaciones que ameritan regular la ingesta de calorías, su conocimiento se hace muy importante.

Al contar con una hortaliza como el calabacín o zucchini, y la versatilidad que este aporta, se convierte en un importante aliado a la hora de someternos a controles de ingesta calóricas y el diseño de pautas dietéticas.

 

 Valor nutricional del calabacín 

Por parte de sus macronutrientes, podemos contaros que es una verdura que prácticamente no posee grasas  ya que 100 gramos de calabacín tiene solo 0,5 son grasas. De igual forma con los carbohidratos, ya que solo aporta un aproximado de 2 gramos para la misma cantidad de calabacín citada previamente.

La parte interesante de los macronutrientes viene con respecto a la fibra ya que a pesar de que gran parte de la hortaliza es agua (un 95% aproximadamente) podemos adquirir la cantidad de 1,6 gramos de fibra, junto con 1,88 gramos de proteínas aproximadamente.

En cuanto a los micronutrientes minerales, la importancia de esta verdura coge aún mucho más valor ya que podemos encontrar la presencia de sodio, calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio

De los cuales, el potasio ( 230 mg ), el hierro ( 0,67 mg ) y el fosforo ( 45 mg ) juegan un papel importante en el aporte mineral del calabacín con dicha cantidad mencionada, convirtiéndose de esa forma en una verdura rica en minerales.

 

 Beneficios del calabacín 

  • Ideal para todo tipo de dietas: gracias a su bajo aporte de calorías y grasas, y el poder saciante suministrado por su composición del 95% de agua y su contenido de fibra. Os recomendamos diseñar vuestras pautas alimentarias con ayuda de un nutricionista.
  • Ayuda en la salud de nuestro corazón: al ser un alimento bajo en colesterol y sodio, nos ayuda a mantener un correcto funcionamiento del corazón, además del hecho de que posee potasio, magnesio y folatos, los cuales tienen evidencia científica de un buen comportamiento frente a la prevención de enfermedades cardiacas y la buena salud del corazón.
  • Puede combatir la fiebre: es considerado como un antipirético natural, convirtiéndole en un alimento de utilidad para disminuir la fiebre.
  • Ayuda al aparato digestivo: comparados con otras hortalizas quizás no tenga un gran aporte de fibra, sin embargo el tipo de fibra que encontramos en el calabacín, llamado “mucílagos”  tiene la capacidad de suaviza, desinflamar y cuidar la mucosa intestinal, de tal forma que es un alimento digestivo que puede ser de utilidad contra los efectos de enfermedades como la gastritis.
  • Ayuda contra enfermedades del cuero cabelludo: además de fortalecer el cabello y combatir la sequedad, gracias a las vitaminas A y C.
  • Ayuda contra los espasmos estomacales y la diarrea: principalmente gracias a su propiedad como antiespasmódico y laxante.
  • Regula el tránsito intestinal:  este beneficio se complementa perfectamente con el anterior y es el resultado del ligero efecto laxante producido por el calabacín.  
  • Ayuda contra el envejecimiento: como bien sabemos, este es un beneficio característico de las frutas u hortalizas que tienen la capacidad de aportar antioxidantes y vitaminas A y C a nuestro cuerpo, de tal forma que el calabacín no se queda atrás con este beneficio.
  • Es diurético: principalmente gracia al potasio que estimula la producción de líquidos en el cuerpo (desde la orina, acido úrico a cualquier líquido retenido), de tal forma que es un alimento útil para las personas que sufren de hipertensión, hiperuricemia o gota.
  • Fortalece la salud visual: esencialmente gracias al aporte de luteína y zeaxantina.
  • En cuanto al resto de la planta: su flor tiene capacidades como tónico estomacal además de estimular el apetito, las semillas pueden actuar como tenífugo, antihelmíntico además de ser un tratamiento para las hemorroides y fiebres, y la raíz ayuda a aliviar los dolores en los dientes, además de ser febrífuga.

 

beneficios del calabacin

 

 Contraindicaciones del calabacín 

Aunque las contraindicaciones que encontramos por el calabacín no son “alarmantes”, siempre hay que estar prevenidos y tener en cuenta dichas advertencias y si es posible, tener nuestra alimentación supervisada por algún buen especialista en nutrición.  

Así que os aconsejamos que no dudéis en consultar a un médico especialista si creéis que alguna de las siguientes contraindicaciones pudiese afectaros.

  • Alergia a alguno de sus componentes.
  • Su contenido de potasio y oxalatos: si sois personas con insuficiencia renal u os encuentráis tomando diuréticos, tened especial cuidado ya que la ingesta de potasio y oxalatos por medio del calabacín pudiesen ser contraproducentes.
  • Síndrome de intestino irritable: os aconsejamos tener especial cuidado si sufrís de este padecimiento, y consultar con un nutricionista la cantidad adecuada a consumir.
  •  Problemas digestivos en niños: un uso excesivo en el alimento de los niños pudiese causar problemas digestivos e incluso diarrea por el contenido de fibra, aunque para ello habría de consumirse bastante cantidad. Os aconsejamos tener cuidado y consultar con su pediatra.

 

 Alergia al calabacín 

Aunque no produzca alergia muy frecuentemente en la población mundial, puede darse el caso de desarrollar algún tipo de reacción debido al consumo de alguno de sus componentes.

Reaccionar alérgicamente a la ingesta de alguna hortaliza o verdura en este tiempo no es algo “sorprendente” aunque siguen siendo poco frecuentes en comparación con otras alergias, hablamos probablemente de porcentajes menores al 1% de la población.

En cualquier caso, si después de haber ingerido calabacín notáis alguna reacción alérgica típica tales como:

  • Erupciones en la piel
  • Picazón en la boca
  • Hinchazones en los labios o párpados
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Estornudos
  • Picor en la nariz
  • Enrojecimiento de los ojos

Debéis estar atentos ya que estos síntomas son característicos de reacciones alérgicas leves y moderadas, lo que implica que pueden tratarse con algún antialérgico o antigistamínico que vendan en farmacia. Esto sería la solución más práctica y rápida para ese momento en específico.

Si descubrís que vosotros, algún familiar o conocido presenta un cuadro de alergia frente al consumo de calabacín, puede que con un antialérgico el problema se resuelva, sin embargo, es muy importante someterse a control médico profesional pues es necesario no menospreciar esta afección no solo porque el componente se pudiese hallar en otras verduras o alimentos, sino porque siempre es recomendable tener en estas situaciones la ayuda de personal médico cualificado.

Si deseáis saber un poco más sobre la alergia a los alimentos, tenemos un completo artículo con información detallada que os dejamos a continuación:

¿Qué son los alérgenos alimentarios?

 

 Curiosidades del calabacín 

  • El fruto o baya “calabacín” nace de la axila de las hojas de su planta.
  • El 8 de agosto, en los Estados Unidos se celebra el día del calabacín.
  • Industrialmente en México se elaboran jabones a partir de la pulpa de varias especies relacionadas con el calabacín.  
  • El calabacín se recolecta sin alcanzar su grado de madurez, es decir, “medio maduro” (unos 15-25 cm).
  • Una planta comercial de calabacín puede producir una media de entre 30 a 50 frutos.
  • En cuanto a cuánto pesa un calabacín se puede decir que uno que mida entre 15-25 cm de longitud, puede pesar entre 200-300 gramos.
  • El mayor productor de calabacín es China, seguido de la Índia y Rusia, mientras que España se encuentra en el noveno lugar.

 

 Tipos y variedades de calabacín 

En la actualidad, el mercado se encuentra netamente dominado por variedades híbridas principalmente producidas en invernaderos, de tal forma que se puede satisfacer la actual demanda mundial a lo largo de todo el año.

Es por ello que las variedades tradicionales han quedado relegadas aunque en algunas pequeñas provincias y pueblos su cultivo se sigue dando y disfrutando.

Aclaramos este punto ya que probablemente, a lo largo de toda vuestra vida hayáis disfrutado del consumo del calabacín producido en invernaderos y de forma híbrida, los cuales a decir verdad, no tiene nada de malo pero es necesario que sepáis que las variedades actuales no son las mismas que las tradicionales sino que son el resultado de cruces genéticos para satisfacer la enorme demanda del mercado actual.

En cuanto a las diferencias que podemos encontrar en los calabacines o zucchinis actuales, se encuentran características visibles como el color de su corteza y tamaño, y en cuanto a las características que no podemos ver se encuentran su sabor o cantidad de semillas entre otras.

 

tipos de calabacin

 

Nutricionalmente no existe una enorme ventana de diferencia entre cada variedad, de hecho tienen muchas similitudes aunque dependiendo del uso que queráis darle, puede que os vaya mejor una u otra variedad.

En la siguiente lista encontraréis las principales variedades con las que posiblemente os podáis topar en vuestro supermercado local, junto con una breve descripción de sus atributos:

  • Calabacín blanco: es una variedad que se caracteriza por tener una corteza verde blanquecina y brillante, la cual lo hace fácilmente reconocible. Es de forma cilíndrica, un poco “abombado” en la parte inferior y generalmente pesa entre 300-350 gramos. Es natural de países principalmente con climas tropicales y su cosecha se extiende desde mayo hasta septiembre. En cuanto a la diferencia con el calabacín verde, son casi irreconocibles aunque ciertamente el calabacín verde resulta un poco más crujiente mientras que el blanco que es algo más tierno.
  • Calabacín verde: es probablemente la variedad más conocida pues su corteza es de un color verde intenso y tiene su característica forma cilíndrica. A esta variedad es a la cual principalmente se le conoce como zucchini. Existen tres variedades principalmente en esta clasificación, el grisón que es el más popular,  los clarita como los calabacines blancos y y los de verde muy oscuro llamados Sofía y Samara.
  • Calabacín redondo: es una variedad de calabacín bastante curiosa ya que es de forma redonda. Es de color verde y su sabor y propiedades nutricionales son las mismas de un calabacín normal. Su naturaleza redonda le ha dado un importante puesto en el ámbito culinario ya que suele preparase relleno de carne u alguna otra preparación que por cierto, es una delicia comer.
  • Calabacín amarillo: esta es variedad se parece mucho a la de un calabacín verde y blanco, sin embargo y evidentemente, el color de su corteza es diferente ya que es de un amarillo bastante nítido. Es una variedad menos conocida, sin embargo en los lugares donde se da es utilizada especialmente para cremas y sopas ya que tiene un sabor más dulce que las otras variedades.
  • Minicalabacines: otra variedad bastante curiosa pues su tamaño lo hace distinguirse notablemente de las otras variedades, además de que su sabor también es diferente (aunque de una forma muy sutil). Normalmente se cosecha de forma muy temprana y se suele prepara de forma cruda en ensaladas. El resto de las propiedades es semejante a un calabacín verde, por eso son llamados “minicalabacines”.
  • Calabacín fino: variedad que se diferencia con el calabacín verde por ser más delgado y quizás un poco más alargado. Del resto, conserva las mismas características aunque recientemente ha escalado importante puestos en el mercado de España y el mundo.

 

 ¿Cómo conservar el calabacín? 

Tenemos dos opciones dependiendo de nuestros intereses para conservar nuestros calabacines, podemos almacenarlos en el cajón de nuestra nevera (pueden durar frescos hasta 14 días) o congelarlos (hasta 1 año).

El saber almacenar nuestros calabacines correctamente nos permitirá poder mantener su estado de frescura por unos 5 o 7 días después de su compra, así que os aconsejamos que prestéis atención a las siguientes instrucciones:

  1.  Una vez comprados, si deseáis almacenarlos lo ideal es que se mantengan enteros y sin lavar. Esto no implica que no se puedan almacenar ya lavados, solo que si los laváis se dañarán más rápido.
  2. Si por alguna razón los calabacines ya fueron mojados, aseguráos de secarlos bien antes de guardarlos ya que recordad que la humedad acelera el proceso de putrefacción.
  3. Colocad los calabacines en una bolsa plástica pero sin aislarlos totalmente del aire. Podéis hacerle aberturas a la bolsa o simplemente no cerrarla y esto ayudará a retrasar el rápido envejecimiento.
  4. Una vez colocados en su bolsa, es importante almacenarlos en el cajón de la nevera ya que este posee el valor de humedad adecuado para su correcta conservación.
  5. Para finalizar, evitad almacenarlos hasta los límites de los 14 días, es decir, consúmidlos lo más pronto posible, preferiblemente en la primera semana y antes de consumirlos, aseguráos que estén en buen estado. Reconoceréis que el calabacín está en mal estado si de él se desprende un líquido espeso y blanco, en ese caso, será necesario desecharlo.

 

como conservar el calabacin

 

 ¿Cómo congelar el calabacín? 

Aunque en algunas ciudades se goza con el privilegio de poder contar con calabacines todo el año (producto de la producción en invernaderos), en otras regiones cuando no están de temporada, realmente se vuelve un poco complicado poder adquirirlos.

De esta forma, congelar los calabacines se vuelve una alternativa bastante práctica para las personas que aman disfrutar de esta verdura.

Se estima que bien congelado pueden durar hasta un año aunque realmente sabemos que es muy probable que duren menos.

Si deseáis aprender cómo congelar vuestros calabacines, zucchinis o zapallitos italianos, seguid los siguientes pasos:

  1. Una vez escogidos vuestros calabacines, os aconsejamos lavarlos muy bien y cortarlos ya sea en rodajas o cuadritos pequeños (como de 2 cm por 2 cm). En caso de que sean calabacines muy grandes es necesario que les retiréis las semillas también.
  2. Una vez tengáis todos cortados, será necesario someterlo a un pequeño momento de cocción, así que colocad una olla con agua a fuego alto. La olla debe tener las dimensiones para poder albergar todos los trozos aunque podríais hacer varias sesiones de cocción si son muchos calabacines.
  3. Una vez esté hirviendo el agua, agregad todos los trocitos posibles y dejadlos por un minuto, luego será necesario cortar la cocción con agua fría de forma inmediata.
  4. Ya estarán listos para congelar aunque es preferible ponerlos a secar para asegurarnos de que no se congelen con agua y queden unidos ya que esto impediría sacar del congelador de forma fácil solo la cantidad que quisiéramos consumir.
  5. Para congelarlos es preferible usar una bolsa de congelador ya que son muy prácticas para guardar nuestros calabacines.

 

 ¿Se puede congelar la crema de calabacín? 

Sí, es posible congelarla, de hecho es una excelente alternativa si por alguna razón deseáis prepararlo y consumirlo después de cierto tiempo.

Lo único que debéis tener presente es que antes de congelar la crema, debéis aseguráos de que esta esté fría ya que congelarla aún caliente sí puede dañarla o incluso hacer que vuestro congelador no funcione correctamente.

Idealmente es recomendable hacerlo en una bolsa de congelador y evitar llenarla por completo. Recordad que el agua es un líquido que cuando se congela crece en volumen, así que la crema tenderá de igual forma a ocupar más espacio y sería beneficioso congelarla con la bolsa abierta para que esta no se rompa y una vez esté congelada y no haya roto la bolsa, podréis cerrarla.

 

 Consejos para comprar calabacines 

La temporada de calabacines puede variar dependiendo de la región en donde os encontréis pero en términos generales, esta sucede en los meses más cálidos (verano) aunque de igual forma, en muchas regiones la mayor parte de la producción viene de invernaderos y es posible que podáis conseguir los calabacines en vuestro supermercado todo el año.

 

temporada del calabacin

 

Aclarado esto, os comentamos que hacer una buena compra de calabacines (o de cualquier verdura) es clave y aunque para algunos resulta bastante fácil, quizás para otros no tanto así que hemos preparado una serie de consejos muy prácticos para que los tengáis en cuenta a la hora de realizar vuestra compra:

  1. Evitad comprar los calabacines grandes  ya que suelen traer muchas semillas, además de que su pulpa será más dura.
  2. Los ideales son los pequeños que os parezcan pesados ya que serán bastante densos en su interior.
  3. Aseguráos que no estén deteriorados, que su corteza no tengan manchas y sea de un color brillante (cualquiera que sea su color, recordad que el color puede variar).

 

 Utensilios de utilidad para los calabacines 

Aunque para muchos puedan ser consideradas compras innecesaria, la verdad es que la utilidad de estos utensilios diseñados para cortar verduras puede ser una verdadera maravilla.

Para los calabacines encontramos principalmente 2 utensilillos muy demandados: los cortadores y ralladores.

 

 Cortador o espiralizador de calabacín 

Es un instrumento que se hizo muy popular por la receta de los espirales o espaguetis de calabacín.

Aunque hoy existen muchas variedades de cortadores, el resultado no cambia mucho: estos nos ofrecen la oportunidad de cortar de forma cómoda, rápida y automatizada nuestros calabacines en formas de espiarles, lo cual visualmente es muy llamativo y agradable.

Su funcionamiento a decir verdad no es nada complejo, simplemente introducís el calabacín por uno de los extremos y como si fuese un “sacapuntas eléctrico”, por el otro extremo obtendréis el calabacín en forma de espirales.

La verdad es que es un instrumento muy útil y en cuanto a su precio, ciertamente puede variar de forma muy notable dependiendo de la variedad y la marca aunque la media se encuentra alrededor de los 20 euros.

Os dejamos el que habitualmente usamos nosotros para nuestras recetas por si os sirve de ayuda, aunque hay otros muchos que también serían buenos:

Foto de SEDHOOM - Espiralizador de Vegetales

SEDHOOM - Espiralizador de Vegetales

    • Cortador de verduras con 5 cuchillas
    • Corta rodajas de vegetales y frutas en forma de fideo y espiral
    • Fácil almacenamiento
    • Cuchillas intercambiables de ácero inoidable
    • Hecho de plástico ABS de alta calidad, sin BP
    • Antideslizante
AGOTADO TEMPORALMENTE  

 

 Rallador de calabacín 

A diferencia del anterior, este es un instrumento más básico que implica un poco de trabajo manual adicional, sin embargo, puede ser igual de útil dependiendo de vuestro objetivo.

Su funcionamiento es muy semejante a un rallador de queso por ejemplo, pues tiene un sistema de aperturas con una geometría especifica con propiedades cortantes, que al pasar manualmente nuestros calabacines por ella una y otra vez, cortan y rallan nuestro calabacín. El resultado son tiras de calabacín  que quedarán muy bien en preparaciones como ensaladas.

Si sois de las personas a las que le gustan preparar sus platos de forma pulcra y agradable a la vista, estos instrumentos sin duda alguna os vendrán de maravilla. Además, son una forma extraordinaria y divertida de introducir más verdura en nuestra dieta.

Existe un utensilio llamado Mandolina de cocina, que podríamos considerarlo como un rallador avanzado, ya que además de rallar, permite hacer rodajas de diferentes grosores del calabacín o de otras frutas y verduras.

Os dejamos como ejemplo una de las mandolinas más vendidas y que presenta una muy buena relación calidad-precio. Tiene además una versión un poco más cara más avanzada que incluye más piezas utiles, incluido un espiralizador, para tener ya el kit completo.

Foto de SEDHOOM - Mandolina de cocina

SEDHOOM - Mandolina de cocina

    • Mandolina de cocina multifunción con 5 cuchillas y 12 piezas
    • Perfecta para cortar vegetales como el calabacín o cortar fruta
    • Fácil almacenamiento
    • Cuchillas intercambiables de ácero inoxidable
    • Hecho de plástico ABS de alta calidad, sin BP
    • Existe otro modelo superior con 23 piezas que también sirve como espiralizador
¡REBAJADO!
29,77 € EUR 24,39 € EUR Amazon Prime gratis 1 mes

 

 ¿Cómo preparar el calabacín de forma sencilla? 

A continuación os vamos a mostras las formas más sencillas de hacer esta rica hortaliza. Aclaramos que no son recetas como tal ya que estas las tendréis justo después de este punto, lo que os contaremos a continuación son formas fáciles y rápidas de cocinar el calabacín y disfrutar de ellos deliciosamente.

La versatilidad que nos permite alcanzar el calabacín en el ámbito culinario es probablemente una de las propiedades que le ha permitido posicionarse gastronómicamente a nivel mundial.

Es precisamente por esta razón que tenemos la posibilidad de mostrarle un conjunto de preparaciones, sencillas pero deliciosas, a partir de esta maravillosa verdura.

 

 Calabacín crudo 

El calabacín nos brinda la posibilidad de poder comerlo de forma cruda, incluso con su corteza si así lo queremos.

Podéis simplemente cortarlo y comerlo, o preferiblemente hacer ensaladas. La mayoría de las personas que suelen comerlo de forma cruda lo hacen en compañía de ensaladas y a decir verdad, no queda nada mal.

 

como hacer ensalada de calabacin

 

De tal forma que, os aconsejamos que no os limitéis en este punto, comienzad a improvisar y dejáos llevar por la versatilidad que el calabacín crudo os ofrece probándolo en cuantas ensaladas se os ocurra.

Por nuestra parte, os recomendaremos una elaboración especial de calabacines con zanahorias y queso para que os animéis a probar las ensaladas con calabacines crudos:

Ingredientes que necesitaréis:

  • 1 calabacín o zucchini fresco y en buen estado
  • 1 zanahoria
  • 150 gramos de queso (escoge el de tu preferencia)
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Hojas de albahaca picadas (opcional)
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

  • Lavamos bien nuestra zanahoria y calabacín.
  • Lo picamos como mejor nos guste, si tenemos algún pelador o cortador podemos hacer de su uso para cortar nuestras hortalizas.
  • Preparad la vinagreta con una proporción de vinagre de 1/3 de la cantidad de aceite de oliva que utilicéis y añadid la sal y pimienta al gusto, junto con las hojas de albahaca y aseguráos que quede todo bien mezclado.  
  • Solo queda aliñar así que en una ensaladera o algún bol, colocad los ingredientes de la ensalada (las verdura y el queso) y aliñad.
  • Recordad que no es recomendable aliñar si no vais a comer la ensalada al instante.

 

 Calabacín a la plancha 

Esta es una preparación que es ideal para realizar cenas ligeras, por ejemplo. Cocinar el calabacín a la plancha no solo nos permite disfrutar de un alimento saludable sino que no alterará las propiedades del calabacín, manteniendo su riqueza nutricional.

 

como hacer calabacin a la plancha

 

A través de los siguientes pasos os enseñaremos de forma sencilla cómo podéis preparar vuestros calabacines a la plancha.

Ingredientes que necesitaréis:

  • 2 o 3 calabacines
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • El primer paso es lavar los calabacines y cortarlos en rodajas. Aseguráos de que cada rodaja tenga un grosor más o menos de entre 0.5 y 1 cm.
  • Colocad a calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva.
  • Espolvoread las rodajas de calabacines con la sal y la pimienta (cantidad al gusto).
  • Una vez el aceite este caliente, solo queda cocinar las rodajas. Aseguráos de supervisarlas hasta que estas se encuentren doradas o hasta que logren el grado de cocción que más os guste.
  • A la hora de servir, pudiéseis preparar un aderezo si lo deseáis. Un poco de queso no vendría nada mal pero esto ya queda al gusto de cada persona.

 

 Calabacín frito 

Es un aperitivo que puede ser preparado para esas reuniones donde siempre es deseable tener algo para picar, o simplemente para alguna merienda de vez en cuando. Lo bueno de esta preparación es que aunque sea frito (que no es lo más recomendable), siempre será más sano que unas papas de paquete ultraprocesadas o preparaciones similares.

 

como hacer calabacin frito

 

Lo atractivo de hacerlo de esta forma es que el resultado es un calabacín muy crujiente y delicioso. A través de la siguiente receta sencilla os enseñaremos cómo podéis hacerlo de forma rápida:

Ingredientes que necesitaréis:

  • 2 o 3 calabacines frescos y en buen estado
  • 200 gramos de harina de trigo
  • Sal
  • Aceite

Preparación:

  • Lavad y cortad los calabacines en forma de rodajas. El grosor de cada una de ellas debe estar comprendido entre los 0,5 y 1 cm.
  •  Espolvoread las rodajas o láminas de calabacines con la cantidad de sal que os guste, luego dejadlas reposar por 30 minutos para que desprenda un poco de agua. Recordad que los calabacines son 95% agua y al entrar en contacto con el aceite ya sabes el lio que se arma.
  • Finalizados los 30 minutos, colocamos una sartén a calentar con aceite y pasamos cada trozo de calabacín por la harina de trigo.
  • Con el aceite caliente, colocamos nuestros calabacines ya enharinados y los dejamos dorar por ambos lados.
  • Cuando terminéis con todas las piezas, os recomendamos que los coloquéis a reposar sobre papel absorbente, ¡y listo!.

           

 Calabacín al vapor 

Otra saludable opción para aprovechar nuestros calabacines es comerlos al vapor, lo cual no es nada complicado.

Lo ideal sería tener una vaporera de tal forma que podáis colocar los trocitos de los calabacines picados en ella por un tiempo comprendido de 5 o 10 minutos.

 

como hacer calabacin al vapor

 

Si no tenéis vaporera, podéis improvisar una con el uso de un colador y una olla donde este se pueda suspender de tal forma que podáis poner a hervir el agua y el vapor penetre a través del colador suspendido junto con los trocitos de calabacines (igualmente, por un tiempo de 5 a 10 minutos).

Podéis cortar los calabacines como más os guste, en rodajas o en láminas. Tratad de que queden del mismo tamaño para que el vapor las cocine por igual.

 

 Calabacín en tempura 

Otra alternativa fácil y rápida que tenemos para preparar nuestros calabacines es hacerlo en tempura. ¡Si! podemos adoptar esta técnica culinaria japonesa para nuestros calabacines y os garantizamos que el resultado os sorprenderá. 

 

como hacer calabacin en tempura

 

Prestad mucha atención y seguid cuidadosamente los siguientes pasos para que os queden bien.

Ingredientes que necesitaréis:

  • 1 calabacín fresco y en buen estado
  • 70 gramos de harina
  • 80 ml de agua con gas
  • 1 clara de huevo
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • El primer paso es preparar la mezcla lo más homogénea posible que podáis, mezclando el agua con gas (fría) y la harina, junto con una pizca de sal. Intentad que no queden grumos.
  • Una vez logrado el resultado deseado, dejad la mezcla reposar 1 hora en la nevera.
  • Mientras transcurre la hora, lavad bien el calabacín y cortadlo en rodajas finas, de un espesor más o menos de 0.5 cm y reservad las rodajas para más tarde.
  • Una vez haya finalizado la hora, batid la clara del huevo a punto de nieve e incorporadla a la mezcla anterior, de forma cuidadosa y mezclando con suavidad hasta que todo se encuentre bien mezclado.
  • A partir de este punto ya podréis empezar a introducir las rodajas en la mezcla de tempura. Podéis utilizar algún instrumento como un tenedor o cuchara para aseguráos que los calabacines queden bien cubiertos por ambos lados.
  • En una sartén, colocad un chorro de aceite de oliva y cuando el aceite este bien caliente, introducid las rodajas ya bañadas en la tempura y aseguráos de retirarlas cuando estén bien doradas (os recomendamos utilizar un papel absorbente).

 

 Calabacín asado 

En las preparaciones más rápidas y sencillas se encuentra el calabacín asado, ideal para esos pequeños momentos donde no deseamos pasar mucho tiempo en la cocina.

 

como hacer calabacin asado o al horno

 

Prestad atención a los siguientes pasos para que podáis disfrutar de los mejores calabacines asados de vuestra vida.

Ingredientes que necesitaréis:

  • 1 calabacín fresco y en buen estado
  • Aceite de oliva
  • Media cucharada de sal
  • 1 cucharadita de ajo picados y sazonador italiano seco

Preparación:

  • Precalentad el horno a una temperatura alta, a unos 230º C. Al hacerlo a una temperatura alta quedan mucho mejor.
  • Lavad el calabacin y cortadlo en láminas lo más semejante posible.
  • Mezclad todos los condimentos en un bol.
  • En un bol aparte, colocad las láminas de calabacín y rociadlas con el aceite de oliva. Proceded a pasar las láminas por los condimentos.
  • Colocad los calabacines en una bandeja para hornear evitando que queden superpuestos para asegurarnos de que se horneen bien todas las piezas.
  • El proceso de horneado es sencillo, introducid la bandeja por 6 minutos en el horno, pasado los 6 minutos, simplemente abrid el horno y voltead las láminas con ayuda de unas pinzas, y dejad hornear la otra cara nuevamente por 6 minutos.

 

 Calabacín al microondas 

Por su sencillez y rapidez, las preparaciones en el microondas son bastantes atractivas y a decir verdad no, podemos afirmar que los calabacines quedan muy bien con esta metodología.

 

como hacer calabacin al microondas

 

La receta que os presentaremos es bastante sencilla y deliciosa. La combinación de los calabacines con tomate y queso en microondas se ha hecho muy popular y os enseñaremos cómo hacerlo de forma sencilla:

Ingredientes que necesitaréis:

  • 1 calabacín fresco y en buen estado
  • 2 tomates maduros
  • Queso (el que más os guste)
  • Aceite de oliva
  • Orégano, sal y pimienta

Preparación:

  • Lavad bien el calabacín y cortadlo en rodajas lo más semejantes posible, y con un grosor aproximado de 0,5 cm.
  • Pelad y cortad los tomates en trocitos, como más te guste.
  • En un recipiente apto para microondas, colocad las rodajas junto con los trocitos de tomate y rociadlos con aceite de oliva.
  • Agregad el resto de los ingredientes, incluyendo el queso y mezcladlos junto con las rodajas de calabacín y los trocitos de tomate.
  • Introducid en el microondas a máxima potencia, durante 12 o 15 minutos.

 

 Calabacín  hervido 

Los calabacines hervidos son principalmente usados para la elaboración de cremas y purés aunque esto no quiere decir que no lo podáis comer enteros.

Al hervir los calabacines, se cree que se aprovechan mejor sus propiedades y nutrientes aunque esto es algo que va contra la lógica.

 

como hacer calabacin hervido

 

Podéis hervir los calabacines para agregar también a vuestras ensaladas o comerlos solos.

El proceso parar hervir los calabacines no es nada complicado, simplemente debéis cortar los calabacines, preferiblemente en láminas e introducirlos a la cocción cuando el agua se encuentre hirviendo.

Evidentemente, el tiempo de cocción podrá variar dependiendo del grosor de cada lámina pero probablemente con 10 o 15 minutos sea suficiente.

 

 Recetas con calabacín 

Para los amantes de la buena gastronomía, el poder tener la oportunidad de deleitarse con platos hechos a partir de calabacín es descrito como una experiencia única.

Los calabacines rellenos, las tortillas de calabacín, pasteles de calabacín, crema de calabacín, etc., son simples ejemplos de preparaciones que han logrado cautivar a muchas personas alrededor del mundo.

Nos hemos dado la tarea de elegir un conjunto de recetas que sabemos que os encantarán. Por eso os invitamos a que le echéis un ojo y las pongáis en práctica.

Dicho todo esto, en nuestra sección de recetas podréis encontrar también deliciosos platos elaborados con esta maravillosa hortaliza que os recomendamos mucho que probéis.

 

 ¿Cómo hacer crema de calabacín? (versión light) 

Os enseñaremos una sencilla receta para que preparéis una crema de calabacín de forma light y sin la necesidad de usar nata por si incluso queréis hacerla vegana.

 

como hacer crema de calabacin light

 

Recordad que en este mismo artículo os enseñamos a congelarla correctamente, por si queréis ponerlo en práctica ;)

Ingredientes que necesitaréis:

  • 2 o 3 calabacines frescos y en buen estado
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 3 cucharaditas de leche de coco
  • 1 cebolla y 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • Lavad y cortad los calabacines en trozos grandes, también cortad la cebolla en cuartos y los dientes de ajo en láminas.
  • Colocad una sartén a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente, agregad la cebolla, el ajo y los trozos de calabacín. Sofreid durante 5 minutos.
  • Añadid el caldo de pollo, junto con la sal y pimienta al gusto. Elevad la temperatura y cuando comience a hervir, bajad la temperatura a fuego lento y colocad una tapa. Dejad que se cocine en ese estado por unos 20 o 25 minutos.
  • Cuando apaguéis el fuego, agregad la leche de coco y triturad la crema con una batidora. Cuando notéis que la crema este en su punto y sin grumos, estará lista para comer.

 

 ¿Cómo hacer pisto de calabacín? 

En nuestro portal hemos tenido la oportunidad de preparar para vosotros una receta sumamente detallada de pisto de calabacín, así que os invitamos a que le echéis un ojo al siguiente enlace:

Pisto de calabacín saludable con huevos a la plancha

 

como hacer pisto de calabacin

 

 ¿Cómo hacer bechamel de calabacín? 

Os presentamos esta saludable y deliciosa receta de salsa bechamel sin utilizar nada de harina y donde además, la combinamos con una deliciosa pasta con pollo, ¡TODO UN MANJAR!

Ver la receta de pasta con pollo y salsa bechamel de calabacín

 

receta de salsa bechamel de calabacin

 

 ¿Cómo hacer chips de calabacín? 

A través de esta sencilla receta, aprenderéis a preparar vuestros chips de calabacín de una forma sencilla y light.

 

como hacer chips de calabacin

 

Ingredientes que necesitaréis:

  • 1 calabacín fresco y en buen estado
  • 2 cucharadas de hierbas provenzales
  • 1 pizca de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal al gusto.

Preparación:

  • Lavad vuestro calabacín y cortadlo en rodajas semejantes con un espesor no mayor a 0,5 cm.
  • En un bol, espolvoread las rodajas con las hierbas y el ajo en polvo, también añadid la cantidad de sal al gusto.
  • Con el horno precalentado a 110 ºC, preparad la bandeja para hornear forrándola con papel vegetal y untad toda la superficie con un poco de aceite. Podéis ayudaros con una servilleta, luego agregad las rodajas e introducid la bandeja al horno por unos 40 minutos. Aseguráos de darle la vuelta a las rodajas por lo menos dos veces.
  • Pasado los 40 minutos, aseguráos que estén bien dorados y comedlos en menos de 30 minutos. Después de cierto tiempo se comienzan a poner blandos y pierden su textura.

 

 ¿Cómo hacer paté de calabacín? 

Sencillo, ligero y delicioso, a través de la siguiente receta aprenderéis a hacer un delicioso paté de calabacín:

 

como hacer pate de calabacin

 

Ingredientes que necesitaréis:

  • 2 calabacines frescos y en buen estado
  • 120 gramos de nueces peladas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de germen de trigo
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación:

  • Colocad a remojar las nueces durante 20 minutos.
  • Mientras tanto, lavad y cortad los calabacines preferiblemente en cuadritos y en una sartén, agregad un poco de aceite de oliva. Sofreid los ajos cortados previamente en láminas por par de minutos y luego continuad sofriendo junto con los trocitos de calabacín por unos 10 minutos. Agregad una pizca de sal al gusto en este momento.
  • Cuando esté todo blandito, apagad el fuego y dejadlo enfriar 10 minutos.
  • Pasado el tiempo de remojo de las nueces, agregad en un bol todos los ingredientes incluyendo los calabacines y el ajo sofrito, y con la batidora triturad durante 4 minutos o hasta que nos quede de una textura homogénea. ¡Y listo!.

 

 ¿Cómo hacer calabacín al ajillo? 

Y  para finalizar con el presente listado de recetas, os traemos nada más y nada menos que calabacín al ajillo. Estamos seguros de que os fascinara y por ello os invitamos a probarla.

 

como hacer calabacin al ajillo

 

Ingredientes que necesitaréis:

  • 2 calabacines frescos y en buen estado
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • Lavad y cortad los calabacines en rodajas tratando de hacerlas lo más semejantes posible y con un grosor no mayor de 0,5 cm. Colocadlas al vapor en una olla con 1 vaso de agua.
  • Los coceremos al vapor y una vez finalizado, escurrimos bien las rodajas.
  • Picad y cortad el ajo, junto con la rama de perejil en trozos pequeños.
  • En una sartén con un poco de aceite de oliva, saltead los ajos durante un par de minutos, luego añadid el perejil, las rodajas de calabacín y la cucharadita de zumo de limón. Agregamos la sal y pimienta al gusto, ¡y listo!.

 

 Mitos y creencias sobre el calabacín 

 El calabacín crudo es tóxico 

Esto no es cierto, de hecho desde siempre ha sido una verdura que va bien cocida o cruda.

Aunque ciertamente existen variedades que son toxicas, estas son el resultado de formas de cultivo indebidas o provienen de orígenes silvestres. Se reconocen por su sabor amargo así que si algún día pruebáis un calabacín amargo que esté en buen estado, es probable que sea un calabacín mal cultivado.

En ese caso sí debéis evitarlo y no comerlo, de hecho crudo o cocido, en el caso de estos calabacines que son tóxicos, no tiene ninguna diferencia porque el calor no elimina la ”cucurbitacina”, la cual es la sustancia tóxica que aparece en estos cultivos.

Pero el caso citado anteriormente es algo que no debería ocurrir si compráis calabacines en un supermercado o tienda de confianza ya que estos provienen de buenas prácticas de cultivo, así que es algo que no debería preocuparos.

 

 El calabacín es una fruta 

Depende, en botánica sí entra dentro de la definición de una fruta.

Sin embargo, el calabacín, zapallo italiano, guicoy o zucchini es popularmente conocido como una hortaliza o verdura perteneciente a la familia de las cucurbitáceas.

A día de hoy, la terminología empleada para clasificar las frutas, verduras y hortalizas no es lo bastante clara e incluso tiende a confundir. La verdad es que el caso del calabacín es descrito por las principales bibliografías como una verdura u hortaliza. 

Para no extendernos mucho con este tema, podemos decir que botánicamente sí es una fruta, para el resto es una verdura u hortaliza.

 

el calabacin es una fruta

 

 El zapallo italiano, el zuchinni y el calabacín son cosas distintas 

Por alguna razón, las personas tienden a creer que hablamos de hortalizas diferentes cuando leemos estos nombres pero a decir verdad, son terminologías que simplemente han variado según la posición geográfica que describen exactamente el mismo producto natural.

Hablamos de una hortaliza descrita como una calabaza de verano, que es cosechada cuando alcanza unos 15 o 25 cm de longitud y de amplio uso gastronómico a lo largo de todo el planeta, tal y como lo hemos comentado a lo largo del presente artículo dedicado a esta maravillosa verdura.

Los términos zapallito, zapallo italiano o zucchini son muy usados en regiones suramericanas. También se usa mucho la palabra zucchini en países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda o Estados unidos.

Sin embargo, de una forma más general y popular “cucurbita pepo”  es descrito con el término de calabacín en casi todos los países de habla en español.

En el idioma inglés, no existe tanta variedad de terminologías aunque hay regiones donde describen esta hortaliza con los nombres que utilizamos las personas que hablamos español. Dicho esto, es muy probable que podamos definir el calabacín sin tantas complicaciones con el término “Winter Squash”.

 

 El calabacín tiene efecto laxante 

Es cierto, aunque quizás no sea el alimento que contenga el “mayor efecto laxante”, lo cierto es que se ha evidenciado que el calabacín tiene la capacidad de generar ligeros efectos laxantes en el organismo.

 

 ¿Pueden comer los perros calabacín? 

No estaría nada mal permitirle a nuestras mascotas disfrutar de este alimento pero recordemos que muchos caninos no digieren correctamente las frutas y verduras aunque ciertamente con un poco de ingenio, podríais introducirla de alguna forma estratégica para que pueda consumirla y se beneficie de sus propiedades nutricionales.

Sin embargo, lo ideal sería consultarlo con su veterinario, en especial si vuestra mascota ya se encuentra sometida a una dieta.

 

 ¿Cómo cultivar calabacín? 

Lo esencial ante cualquier idea de cultivo, es asegurarse de poder cumplir con las condiciones mínimas.

En el siguiente listado encontraréis una serie de indicaciones para que vuestro cultivo crezca con total normalidad.

  • Con respecto al suelo, no existen muchas exigencias y esta planta tolera medianamente bien la salinidad. Un suelo bien expuesto al sol, profundo, con buen drenaje y rico en fertilizantes naturales sería lo ideal, junto con un pH ácido entre 5,6 y 6,8, aunque con valores de pH de 5 y 7 puede crecer también. Además, podéis usar abonos simples, solubles o líquidos, y con eso será suficiente.
  • Evitar suelos húmedos, fuertes o arcillosos, y con mal drenaje, o un drenaje moderado en el cual se puedan formar charcos.
  • Con el riego hay que tener sumo cuidado pues en la primera fase, la de crecimiento, no es conveniente un exceso de agua ya que es necesario que la planta se enraíce bien, sin embargo, cuando aparecen los primeros frutos será necesario mantener la planta con un buen grado de humedad y evitar la formación de charcos.
  • Esta planta necesita una correcta exposición solar, así que necesitaréis tener un espacio donde vuestra planta pueda recibir suficiente luz, un área despejada vendría excelente.
  • Debéis tener mucho cuidado con las malas hierbas pues es sensible a enfermedades y necesitareis siempre aseguraos de retirarlas en cuanto aparezcan.
  • Debéis contar preferiblemente con un clima cálido con temperaturas que oscilen entre 25-35ºC.
  • Aseguráos también de retirar sus flores cuando estas caigan ya que suelen caer cuando han terminado su función y al caer, se suelen pudrir muy rápido, y puede ser una fuente de enfermedades. 

 

como cultivar calabacin

 

 Temporada del calabacín 

Lo normal es que la temporada del calabacín llegue junto con el verano, es por eso que en esas fechas veréis los supermercados y tiendas repletas de calabacines y su precio más accesible.

Gran parte de la producción viene de cultivos de invernaderos y es por esto por lo que el calabacín o zucchini puede darse todo el año y no escasearán en los supermercados. 

 

 ¿Cómo plantar calabacín? 

Debemos asegurarnos que podremos cumplir con las indicaciones que fueron descritas un poco más arriba del presente artículo, en especial las relacionadas con el requerimiento del suelo y el clima.

El periodo de siembra va desde marzo a septiembre y afortunadamente no es nada complejo.

Dependiendo del terreno en donde nos encontremos, tenemos las siguientes metodologías para plantar nuestro calabacín, zapallito o zucchini (una vez hayamos adquiridos las semillas claro está).

  • Para tierras en llano o en caballones (surcos): debéis abrir un pequeño hoyo (en el caso del caballón, en su parte superior), en el cual deberéis depositar de 2 a 4 semillas y luego cubrirlas con una capa de tierra de 3 a 4 cm de espesor, ejerciendo un poco de compresión en ella. 
  • En terrenos enarenado: deberéis abrir de igual forma un hoyo, apartando la arena hasta que deis con la tierra y de igual forma, depositar de 2 a 4 semillas comprimiéndolas un poco contra la tierra y luego cubrir con una capa de arena de 3 o 4 cm.

La razón por la cual se plantan más de 1 semilla, es para que cuando vayan creciendo, puedan romper la capa de arena con mayor facilidad ya que se corre el riesgo de que si se coloca una sola, no sea lo suficientemente fuerte y la planta nunca nazca.

Luego, deberéis tomar la decisión de dejar una sola planta por hoyo, intentando elegir aquella que parezca más fuerte, una decisión dura claro está pero es necesario.

En cuanto al espaciado entre plantas y líneas, lo más frecuente es ver 0,75 y 1 m de diferencia entre plantas y 1,25 o 1,5 m entre cada línea.

 

 El cultivo de calabacín en maceta 

Ciertamente, no todas las personas tenemos la posibilidad de contar con la maravilla de un huerto o terreno en nuestro hogar y es aquí cuando hacerlo en macetas es una alternativa bastante atractiva dado a su facilidad ya que es algo que resulta bastante cómodo pues solo necesitaréis de algún pequeño espacio.

Lo primero que necesitaréis será una o varias macetas grandes (como de 40 cm de diámetro), semillas de calabacín (2 o 3 por cada maceta) y suficiente tierra y fertilizante básicos como el humus de lombriz. Recordad que uno de los requisitos indispensables es poder contar con un clima cálido que preferiblemente varíe entre los 20 o 35 ºC.

 Una vez tengáis todo a vuestra disposición, debéis siguir los siguientes pasos:

  • En vuestra maceta, agregad la tierra con el fertilizante y haced un pequeño hoyo de 3 cm de profundidad, depositad las semillas (2 o 3) y volved a agregar la tierra ejerciendo un poco de presión.
  • Escoged un lugar donde la planta pueda recibir mucho sol tal y como lo indicamos previamente en este artículo.
  • Regad la planta todos los días asegurándoos que la tierra se mantengan húmeda pero sin que se formen charcos ya que esto pudiesen dañar las plantas por medio de los hongos.

Alrededor de la primera semana empezaréis a ver las primera hojas y si todo se da bien, veréis cómo vuestra planta va creciendo de forma sana y sus frutos comienzan a manifestarse. Más o menos 90 días después es probable que podáis recolectarlos. Aseguráos de hacerlo cuando el fruto tenga entre unos 15 o 25 cm de longitud.

 

el cultivo del calabacin

 



INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR 100G. DE ALIMENTO

VALORES NUTRICIONALES POR PERSONA





Macronutrientes

Hidratos de carbono Grasas monoinsaturadas Grasas poliinsaturadas
2 g 0,10 g 0,10 g
 
Proteína (Ver ranking) Proteína Animal Proteína vegetal
1,88 g 0 g 1,88 g
 
Fibra (Ver ranking) Agua Omega 3
1,60 g 94 g 0 g
 
Omega 6    
0 g    



Vitaminas

Vitamina A Vitamina B1 Vitamina B12
47,81 µg 0,09 mg 0 µg
 
Vitamina B2 Vitamina B3 (Niacina) Vitamina B6
0,07 mg 0,71 mg 0,07 mg
 
Ácido Fólico (Vitamina B9) Vitamina C Vitamina D
33,10 µg 13,82 mg 0 µg
 
Vitamina E    
0,06 mg    



Minerales

Calcio Fósforo Cinc (Ver ranking)
21,51 mg 45 mg 0,24 mg
 
Hierro (Ver ranking) Potasio Magnesio
0,67 mg 230 mg   18 mg



Otros

Carotenoides Etanol (Alcohol) Retinoides
287 µg 0 g 47,81 µg
 
Porción comestible    
0 g    
 
: Alimento rico en ese nutriente (>30% de los valores de ingesta de referencia por porción)




Desglose de calorías por persona: 23,20

Hidratos de carbono:
8 Kcal.  
 
Proteinas:
7,52 Kcal.
Llave del esquema
Animales:
0 Kcal.
Vegetales:
7,52 Kcal.
 
Grasas:
4,50 Kcal.
Llave del esquema
Saturadas:
0,90 Kcal.
Monoinsaturadas:
0,90 Kcal.
Poliinsaturadas:
0,90 Kcal.




ALIMENTO APTO PARA:


 
No
Celiacos X
Alérgicos a los frutos secos X
Alérgicos al marisco X
Alérgicos al pescado X
Alérgicos al huevo X
Intolerantes a la lactosa X
Diabéticos con insulina X
Diabéticos sin insulina X
 
Embarazadas X
Niños X
 
 Vegetarianos X
 Veganos X
 Judíos X
 Musulmanes X
 Hinduístas X


DENOMINACIÓN DE ESTE ALIMENTO SEGÚN EL PAIS

Bandera de Argentina Argentina Bandera de Bolivia Bolivia Bandera de Chile Chile Bandera de Colombia Colombia
Zapallito Calabacín Zapallo Italiano Calabacin
 
Bandera de Costa Rica Costa Rica Bandera de Cuba Cuba Bandera de Ecuador Ecuador Bandera de El Salvador El Salvador
Calabacín Calabacín Calabacín Calabacín
 
Bandera de España España Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Bandera de Guatemala Guatemala Bandera de Haití Haití
Calabacín Calabacín Guicoy Calabacín
 
Bandera de Honduras Honduras Bandera de México México Bandera de Nicaragua Nicaragua Bandera de Panamá Panamá
Calabacín Calabacita Calabacín Calabacín
 
Bandera de Paraguay Paraguay Bandera de Perú Perú Bandera de Puerto Rico Puerto Rico Bandera de Republica Dominicana República Dominicana
Calabacín Zapallito Calabacín Calabacín
 
Bandera de Uruguay Uruguay Bandera de Venezuela Venezuela    
Calabacín Zucchini    

OTROS ALIMENTOS QUE TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE

Muesli: Propiedades nutricionales

Uvas pasas: Propiedades nutricionales

Cerveza: Propiedades nutricionales

ALGUNAS RECETAS QUE CONTIENEN ESTE ALIMENTO

¿TE HA GUSTADO LA INFORMACIÓN?

VALORA LA INFORMACIÓN



COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS


 
Personas a las que les ha gustado:   Número de visitas:
0
  4691
 
Puntuación de la información Personas que han puntuado
Excelente
0
Muy bueno
0
Bueno
0
Normal
0
Malo
0