Por favor, rellene su dirección de e-mail
Por favor ponga una dirección de e-mail válida
La dirección de e-mail tiene que tener entre 8 y 50 caracteres
Por favor, establezca una contraseña
La contraseña tiene que tener entre 8 y 20 caracteres
La contraseña sólo admite letras, números y guiones bajos
No cerrar sesión
Siguenos

Sobrevivir a las navidades sin engordar es posible si sigues estos cinco consejos



Categoría: Consejos nutricionales

  Volver a la página de artículos
Sobrevivir a las navidades sin engordar es posible si sigues estos cinco consejos

Llega el mes de diciembre, y con él las navidades y todas las fiestas que se incluyen en ella. Todos (o casi todos) tendemos a celebrar los días festivos alrededor de una mesa con productos que no son del todo saludables e ingiriendo más cantidad de lo que estamos acostumbrados. Así que sí, es un momento en que se aumenta de peso, para después en enero comenzar con los remordimientos y llenar los gimnasios y las consultas de los nutricionistas con un montón de buenos propósitos.

Entonces, si todos los años pasa lo mismo, ¿por qué no hacemos algo distinto este año para que enero no suponga un mes de desilusiones y frustraciones delante de la báscula?

Comencemos con cinco tips muy básicos que seguramente van a ayudarte:

1. Tómate las fiestas como lo que son: celebraciones extraordinarias (fuera de lo ordinario). Es decir, por norma general la navidad se compone de 5 fiestas principales: nochebuena, navidad, nochevieja, año nuevo y reyes. Si son sólo cinco, ¿por qué empezamos a comer y a llenar los armarios de turrones y polvorones desde el día 1 de diciembre? Reserva los excesos para los días clave, disfrútalos en familia y no tengas remordimientos por ello, nadie coge peso por salirse de los hábitos un día concreto, eso sí, el día anterior y el siguiente y el siguiente no están incluidos en el día de fiesta, así que regresa a tu rutina diaria cuanto antes.

2. “Como ayer y anteayer no hice ejercicio, ya lo dejo para la semana que viene”. ¿Te suena esta frase? Seguro que sí, porque es muy típica para autoconvencernos de que es culpa de las circunstancias, y no nuestra, el no levantar el culo del sofá. No caigas en estos errores, y sigue con tus buenos hábitos los días que no corresponden a ningún festejo; sin excusas. ¿Qué no estás en tu ciudad y no tienes tu gimnasio? Pues llévate unas zapatillas y sales a caminar. ¿Qué hace mal tiempo? Seguro que en casa tienes opciones para moverte: bailar, hacer comba, un poco de pilates, yoga, etc.

3. Es muy común tener todos los dulces y las sobras de las comidas al alcance, por lo que al final termina por convertirse en otra excusa muy recurrente. “Tengo todos los dulces a la vista y no puedo contenerme” o “debo comerme la comida de ayer porque al final se pondrá mala”. Guardar los dulces navideños y congelar las sobras para otra ocasión será la clave para que no tengas tentaciones que te sean imposibles de evitar. ¡Sé inteligente!

4. Las calorías no funcionan como una “tarifa plana”. No es lo mismo, comerte un polvorón que dos, ni una tableta de turrón que dos. Si ingerir 3000 kilocalorías es malo (típicamente), ingerir 6000 es más que doblemente malo. Conclusión: no te tomes la navidad como días de atracón, es decir, disfrútalas pero siempre debe imperar el sentido común.

5. Ya que son días que por norma general se tiene más tiempo libre, y se dedica más tiempo a la cocina, podemos sorprender con una elaboración casera, compuesta por alimentos reales, que nada tendrá que envidiar a todos los procesados insanos que llenan las estanterías de los supermercados. Estos pueden ser algunos ejemplos: galletas de avena, o unos creps, gofres o tortitas de nutella saludable. ¡Sé original!

En definitiva, no utilices las navidades para comer todo aquello que no comes durante el año y para abandonar las buenas consumbres que has adquirido con tanto esfuerzo durante los 11 meses anteriores, porque volver a recuperarlos puede ser más complicado de lo que piensas y realmente no merece la pena. 

Es más, aprovecha para darle la vuelta a la tortilla y cocinar aquellos platos saludables que siempre quisiste hacer, pero que no tenías tiempo, utiliza el tiempo para iniciarte en ese deporte que siempre te ha gustado ver en la tele pero que nunca te has atrevido a dar el primer paso para empezar a practicarlo.

Que el tiempo libre que te dan los días de fiesta te abran camino hacia la salud, y que si te tiene que tocar algo este año, que sea la lotería, y no una enfermedad por echar una y otra papeleta de hábitos insanos. 

¡FELICES NAVIDADES NUTRICIENTOS!

 

 

Yolanda García
Dietista- Nutricionista
 ¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a la manita! 
Personas a las que les ha gustado: Número de comentarios: Número de visitas:
2
1 6009

¿Quieres comentar sobre este artículo?



                            1                             

  • avatar
    1 mensaje

    Me gustas recibidos: 0
    22/12/2017 01:19 horas
    0
     
    Comentario #1

    ¡Qué malas son las navidades para las dietas! crying

                            1                             

Buscador de artículos