-Síguenos en-
sigue a nutricienta en facebook sigue a nutricienta en instagram sigue a nutricienta en twitter sigue a nutricienta en youtube

Propiedades nutricionales: Fresas

Buscador de alimentos
Busca por el nombre del alimento: 


Propiedades nutricionales: Fresas
Explicación de las propiedades nutricionales: Fresas
Calorías
32 Kcal
1% CDR  199
Grasas (Lípidos)
0,30 g
0% CDR  174
Grasas Saturadas
0,01 g
0% CDR  196
 
Azúcares
4,89 g
20% CDR  41
Colesterol
0 mg
0% CDR  78
Sal (Sodio)
1 mg
0% CDR  216
- Valores nutricionales por 100g. de alimento.
- Las necesidades nutricionales individuales pueden varian en funcion del sexo, la edad u otros factores.
: Pincha sobre este icono para ver el ranking de alimentos ricos en este macronutriente
: Este alimento se encuentra dentro del top 10 en el ranking de Nutricienta



EXPLICACIÓN NUTRICIONAL


- ARTÍCULO EN CONSTRUCCIÓN -

 

¿Qué es la fresa?

Con su color rojo intenso característico, delicioso sabor, aroma y su delicada apariencia, la fresa o frutilla es una fruta que ha logrado cautivar el paladar del mundo entero. No cabe duda de lo agradable y placentero que siempre resulta y resultará poder disfrutar de esta maravilla de la naturaleza.

Es definida como una planta herbácea, compacta y de pequeña altura de la familia “rosacea” y del género “fragaria”.

 La fresa originalmente es llamada por el nombre “Fragaria Vesca”, mientras que los fresones (cruce híbrido) son llamados “Fragaria x Annanasa”.

A pesar de que actualmente el mercado está dominado por variaciones híbridas de esta fruta (fresones), su cultivo de forma silvestre se remontan a épocas prehistóricas, incluso los antiguos griegos y romanos llegaron a complacerse de las delicias de las fresas durate su temporada.

Esta fruta destaca por su intenso sabor y sus propiedades nutritivas. La temporada de las fresas avanza generalmente en España desde marzo hasta mayo, aunque los supermercados siempre pueden verse abastecidos por las importaciones y la producción hecha en invernaderos.

La popularidad de la fresa y su muy bien ganado valor apreciativo, va mucho más allá de una simple fruta ya que puede ser un gran acompañante en las comidas, postres, helados, mermeladas etc. Medicinalmente también ostenta importante reputación, siendo una fruta que posee aún más vitamina C que muchos cítricos.

 

Propiedades de las fresas

Al ser una fruta deliciosa, fácilmente digestible ya que es un 85%) de agua y de bajo aporte calórico, la fresa ha ganado mucha fama en el campo de la alimentación saludable y de las pautas alimentarias de control de peso.

Además son pocas las contraindicaciones que esta posee a pesar de la riqueza nutritiva que podemos encontrar a partir de la misma.

 Os invitamos a que echéis un ojo a la siguiente información nutricional y podáis entender la verdadera riqueza de la fresa, más allá de su delicado y apreciado sabor.

 

Vitaminas de las fresas

Os mencionamos en la introducción acerca del contenido de vitamina C que posee y no es para menos, a pesar de que normalmente se asocie esta vitamina a los cítricos, la fresa posee una importante cantidad de esta vitamina.

Cerca de 55 miligramos de vitamina C pueden ser encontrados en una porción de 100 gramos de fresas aunque puede ser mayor según la variedad. Esto es más o menos un 60% de lo que el cuerpo de un adulto pueda necesitar a diario.

De tal forma que para los que amamos la fresa, el hecho de poder contar con este contenido de vitamina C es importante ya que nos garantiza la ingesta de un antioxidante que nos permitirá obtener muchos beneficios como fortalecer nuestro sistema inmune.

Además de todo esto, aunque en menor proporción, también es importante recalcar que en una porción de 100 gramos de fresas también encontraremos la presencia de vitamina A (5 microgramos aproximadamente) y vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 y E.

 

Calorías de las fresas

Alrededor de 33 Kcal pueden ser halladas en cada porción de 100 gramos de fresa, he aquí la razón de su famoso bajo aporte calórico.

La posibilidad de poder contar con una fruta de bajo aporte calórico como esta, pero rica nutritivamente, repercute en la versatilidad alimentaria que podemos alcanzar a la hora de adoptar un estilo de vida saludable.

Definitivamente la fresa es una gran aliada en cualquier momento pero destaca si os encontráis en una pauta alimentaria en la que debéis controlar las calorías (siempre bajo supervisión de un profesional)

 

Valor nutricional de las fresas

En cuanto a macronutrientes se trata, os comentamos que casi un 85% de la fruta es agua.

Después del agua, encontramos carbohidratos con un aproximado de 5,5 gramos por cada 100 gramos de fresas, de los cuales la mitad de los glúcidos contenidos en ellos provienen de la fructosa. La otra mitad se le atribuyen a la glucosa.

Por otra parte, también encontramos fibra ( 2 gramos aproximadamente) y un contenido de menos de 1 gramo tanto para las grasas como para las proteínas.

En cuanto a los micronutrientes minerales, os comentamos que para la misma porción de 100 gramos de fresas, podemos hallar aproximadamente tanto 161 mg de potasio, 21,47 mg de calcio, 26 mg de fósforo, 1,4 mg de sodio y 0,48 mg de hierro y una muy pequeña porción de magnesio.

Del aporte obtenido por parte de estos 6 minerales y todo lo citado anteriormente, queda en evidencia la riqueza natural de la que la  naturaleza nos permite disfrutar por parte de este maravilloso fruto. 

 

Beneficios de las fresas

A lo largo de la historia, numerosos beneficios han sido asociados la ingesta y consumo de la fresa así que a continuación os presentaremos un listado con las principales:

  • Fuente natural de ácido fólico: se estima que en porciones de 200 gramos de fresa, se puede obtener una sexta parte de la recomendación diaria de ácido fólico para un adulto, convirtiéndose en una excelente alternativa para mujeres que se encuentre embarazadas.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico: como bien sabemos, esto es un beneficio que se obtiene del aporte de vitamina C que esta fruta contiene.
  • Prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas: además del efecto de la vitamina C, también se encuentra la acción de unas sales llamadas silicatos, las cuales tienen respaldo científico en la acción de este beneficio mencionado.
  • Tratamiento natural para la disminución del colesterol en sangre y triglicéridos: gracias a la presencia de ácido ascórbico, lecitina y pectina, importantes estudios del presente siglo han logrado comprobar la eficacia del consumo de fresas para la disminución del colesterol en sangre y los triglicéridos.
  • Propiedades antianémicas y reconstituyentes: principalmente gracias a la acción de la vitamina C, lo que la convierte en un excelente complemento en la alimentación de nuestros niños para su correcto crecimiento y desarrollo.
  • Es diurética: es una excelente alternativa natural para tratamiento de la hipertensión arterial.
  • Medicina antiinflamatoria: por medio de la infusión de sus hojas, se puede disponer de un tratamiento natural para las inflamaciones del intestino, mientras que las cocciones de las raíces ayudan en el tratamiento de las inflamaciones artríticas.
  • Contribuyen a mejorar el estreñimiento: este es otro beneficio que se le atribuye gracias a su aporte en fibra.
  • Ayuda a controlar el ácido úrico: esto se consigue gracias a la acción de los ácidos contenidos en ella.
  • Limpieza dental: por medio del uso de la pulpa de la fresa, esta ayuda a limpiar los dientes.
  • Enjuague bucal y llagas: en la medicina natural, por medio de la infusión de las hojas de las fresas, puede ser utilizada para enjuagar la boca y tratar posibles llagas.
  • Cuidado personal: en la piel y rostro puede evitar el envejecimiento gracias a la acción de los antioxidantes por medo de uso tópico como cremas mascarillas etc. De hecho, algunas personas reportan que pueden ser efectivas para el tratamiento del acné.

 

Alergia a las fresas

Aunque no sea tan común, la alergia a las fresas es una patología que entra en la definición de una alergia alimentaria.

Quizás a lo largo de vuestra vida es probable que no hayáis conocido a nadie que sea alérgico a las fresas, sin embargo hay que tener en cuenta que es posible que esto suceda.

Un pequeño estudio del presente siglo concluyó que esta alergia puede afectar a niños menores de 2 años entre un 3% a 4%, y a niños que se encuentren en la etapa final de su niñez entre un 0,5 a 1%.

Por otra parte, es probable que para algunas personas resulte fácil identificar una alergia debido a sus notables reacciones aunque quizás no sea tan evidente para otras personas, así que os invitamos a que leáis las siguientes indicaciones ya que os pueden resultar de mucha utilidad.

Los síntomas que podemos asociar a una alergia a las fresas pueden manifestarse al instante o transcurridas ciertas horas. En general puede que ocurran las siguientes manifestaciones típicas de una alergia alimentaria:

  • Pequeñas erupciones en la piel y rostro.
  • Estrechez en la garganta.
  • Hormigueo o picazón en la boca.
  • Congestión nasal, dificultad para respirar.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea, nauseas, vómitos.
  • Mareos, aturdimientos y desmayos.

Para algunas personas los síntomas provocados por esta alergia pueden ser “tolerables” e incluso pasar desapercibidos pero en otras personas pueden ser una real tortura e incluso siempre está el riesgo (en los casos más peligrosos) del desarrollo de una “anafilaxia” que es una reacción alérgica grave.

En caso de que os encontréis en una situación de alergia a las fresas o conozcáis a alguien en esta situación, siempre que la manifestación sea leve o moderada, podéis acudir a alguna farmacia y pedir algún antihistamínico.

Si la condición de la alergia es grave o en casos donde no dio resultado positivo el uso del antihistamínico, la examinación médica profesional es obligatoria.

Sabemos que las probabilidades de que esto suceda son muy bajas, sin embargo os animamos a que sigáis las recomendaciones que os hemos citado.

Además de lo ya contado, si queréis saber mucho más sobre las alergias alimentarias, podéis echarle un vistazo a nuestro artículo:

¿Qué son los alérgenos alimentarios? Tipos de alergias

 

Curiosidades de las fresas

  • Las pequeñas semillas que encontramos en su exterior son realmente sus frutos y no la pulpa. Una fresa puede tener hasta 200 de estas semillas.
  • La fruta comercial es el fresón, no la fresa, así que probablemente toda vuestra vida hayáis comido fresones.
  • Su cultivo se maneja de forma intensiva y manual en muchos aspectos, incluso la cosecha es manual, para garantizar la calidad de la fresa.
  • China es el principal productor y consumidor de fresas, de hecho produce y consume la misma cantidad (según datos del 2016) con una producción del 40% de todo el planeta y un consumo del 40% de toda la producción.
  • Una buena planta puede producir hasta 15 estolones y cada estolón puede engendrar hasta 100 plantas hijas.
  • Su origen se desconoce, históricamente se le atribuye a Chile pero la fruta aparece en la mitología griega con cierto protagonismo, lo que da a entender que es más antigua de lo que se piensa.

 

Tipos de fresas

Numerosas plantas rastreras provienen del género de la fragaria, de hecho, se estima que existen más de 1000 variedades de fresas en la actualidad, de tal forma que a pesar de la existencia de estas grandes variedades, algunos investigadores han establecido parámetros específicos para agruparlos. En general, existen dos tipos de clasificaciones:

Clasificación según la forma en que se producen

  • Fresita de bosque: son las que conocemos de naturaleza silvestre, la podemos diferenciar por su pequeño tamaño en comparación con las demás, su intenso sabor dulce y fragancia aromática. Evidentemente su tiempo de fructificación no puede comprarse al de una fruta cultivada ya que es mucho más lento por ser un proceso natural, sin embargo en calidad, las fresitas de bosque se llevan el triunfo. Dentro de estas encontramos las muy populares variedades alpinas como las “baron solemacher”, la “yellow wonder” o las “alexandria”.
  • Fresa cultivada: estas las hallamos en mayor tamaño que las anteriores pero menor que los fresones. Debido a su naturaleza, al ser mejoradas por procesos genéticos, son presentadas en cultivos. Existen numerosas variedades dentro de esta clasificación, sin embargo, no existe un patrón fijo global sino que varían de acuerdo al país y la región donde esta se produzca.
  • Fresón: esta es la variedad comercial más conocida, con un dominio casi total del mercado y sin duda, su tamaño es un atractivo de mucho peso para el consumidor, además de ser llamativas por su forma de corazón y un rojo muy intenso aunque la razón principal de su posición casi absoluta en el mercado es porque su cultivo y transporte son más fáciles y rentables. Dentro de las variantes principales se encuentra la “fragaria virginiana”  también conocida como “little scarlet” principalmente  usada para la elaboración de mermeladas. También encontramos a la “fragaria chiloensis”  la cual se caracteriza por producir su fruto de color rosado o blanco y por su sabor a piña.

Clasificación según su adaptación agronómica

Dependiendo de la adaptación que las plantas presentan frente al fotoperiodo y al termoperiodo, podemos hallar la siguiente clasificación:

  • Plantas no reflorescente (de día corto): llevan este nombre ya que suelen florecer tan solo con fotoperiodos menores de 12 y 14 horas de luz, es decir, con días cortos, además con el suficiente termoperiodo serán de una sola cosecha. A continuación dejamos un listado de las variedades que son de día corto: bogotá, aliso, gorella, cruz, apolo, darboprim, fresno, darstar, glasa, douglas, favette y elvira.
  • Plantas reflorescente (de día largo): dentro de esta clasificación encontramos a aquellas plantas que florecen con un periodo de luz superior a 12-14 horas. En cuanto a su producción, pueden hacerlo desde la primavera hasta el otoño, además de que pueden dar varias cosechas al año. El siguiente listado de variedades son un ejemplo de las plantas de día largo: rabunda, allstar, ostara, jewel, kent, delmarvel, seneca, annapolis, honeoye y earligrow.
  • Plantas neutrales (de día neutro): aquí encontramos las plantas cuya floración no depende del tiempo de luz, pero sí dependen de la variación de temperatura la cual debe mantenerse sobre los 12ºC. Suelen tener buen desempeño en su utilización para cultivos o invernaderos en casa y para las regiones que poseen climas intertropicales. En cuanto a su cosecha, suelen producir de forma homogénea durante todo el año. Las siguientes variedades se encuentran en esta clasificación: chandler, tristar, tribute, venecia, ventana, sabrina, camino real, camarosa, albión, festival, sabrosa, capitola, cristal.

 

Las fresas blancas

Es una variedad originaria de suramérica que fue introducida en Europa en los años 1700. Su nombre es “Pineberries” aunque se las conoce como fresas blancas.

Esta fruta es el resultado de un cruce entre el género de Fragaria virginiana y Fragaria chiloensis. Es considerada una fruta exótica, cuya producción se encuentra en plena recuperación ya que estuvo a punto de extinguirse a principios del presente siglo.

Su nombre científico es fragaria x ananassa pineberries, nombre que se le fue dado por su origen híbrido y su aroma a piña.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, a pesar de que no ha sido estudiada a profundidad, se le atribuyen las de una fresa normal.

Entre sus características podemos destacar las siguientes:

  • Es más pequeña que cualquier otro fresón de la especie fragaria x ananassa.
  • Aroma y sabor a piña tropical, de hecho, por ello se le fue dado su nombre “pineberries” que en ingles significa baya de piña.
  • En algunos países latinoamericanos se le conoce como “alma blanca”.
  • Son de color blanco con semillas rojas y hojas verdes.
  • Su cultivo no es económicamente atractivo, de hecho es esta la razón por la cual estuvo a punto de extinguirse. Su rendimiento en cantidad de frutos por plantas es bajo a pesar de que la planta es muy buena resistiendo enfermedades.

 

Diferencias entre la fresa y el fresón

Conocemos por fresa a aquella cuyo nombre científico es “fragaria vesca”. Si no estáis familiarizados con esta fruta, es pequeña, de intenso sabor y no pudo ser llevada al comercio a gran escala por su naturaleza al ser frágil para el transporte (se estropean con facilidad). Su cosecha es anual y su largo tiempo de fructificación.

De tal forma que, con el incremento de la popularidad de la fresa, la necesidad de consumirla y comercializarla fueron motivos suficientes para que los botánicos experimentaran con cruces, dando como resultado a la fragaria x annanasa (del cruce entre la fragaria virginiana y la fragaria chiloensis), que hoy son cultivadas y comercializadas a gran escala.

La especie fragaria x ananassa es probablemente la fresa que hayáis comido toda vuestra vida y que desde pequeños hayáis visto en el supermercado o frutería. A este género se le conoce como fresón aunque como ya dijimos, es muy probable que toda nuestra vida lo hayamos conocido como fresa.

A pesar de que casi todo el mercado está dominado por los fresones gracias a sus facilidades de cultivo, transporte, rentabilidad económica y que pueden dar varias cosechas al año, aun es posible poder disfrutar de fresas genuinas.

Algunas ciudades como Aranjuez en España, producen fresas pero debido a que no se pueden transportar porque se estropean muy fácilmente, necesitaréis visitar esta ciudad o alguna otra región donde esta se produzca para poder consumir una autentica fresa.

¿Fresas o fresones? La verdad es que ambas son unas delicias, sin embargo, hemos preparado una lista con sus principales diferencias:

  • Tamaño e interior: los fresones poseen un tamaño mayor y el color de su interior es igual al exterior, rojo. Mientras que las fresas son de menor tamaño y tiene un interior blanquecino.
  • Sabor y aroma: para las fresas encontramos un sabor y aroma más intenso, incluso con un toque ácido. Mientras que los fresones poseen un sabor y aroma de menor intensidad, además de presentar variedades que mayor grado de dulzura.
  • Temporada: como ya mencionamos, los fresones ofrecen una ventaja enorme con respecto a la temporada ya que pueden abarcar varias cosechas a lo largo de todo el año, especialmente desde el mes de enero hasta junio, mientras que las fresas poseen una temporada menor que va desde marzo a mayo.

 

Como conservar las fresas

Sin duda alguna, este es un punto importante ya que no podemos negar la delicadeza de la fresa y su naturaleza al ser un fruto que se deteriora con rapidez.

El calor, transporte y la humedad son los enemigos principales de la fresa, además como ya mencionamos, la fresa esta constituida por un 85% de agua y su estructura NO es la más fuerte. Debido a estas razones, es importante que sigáis las siguientes sugerencias para poder mantener vuestras frutas en su mejor punto.

Lo principal es hacer una buena compra. Probablemente sea algo que te resulte fácil debido a que la apariencia de la fresa habla por sí sola.

Aseguráos de escoger las fresas procurando que:

  • No muestren señales de deterioro.
  • Sean de apariencia muy brillante.
  • Que desprendan su aroma natural con su mejor fragancia.
  • Que mantengan sus tallos verdes.

Debéis evitar aquellas que:

  • Sean de color rojo pálido (sin su brillo natural).
  • Tenga alguna parte de color verdosa o blanca.
  • Parezcan o estén dañadas.
  • Posean sus tallos secos.

 

En cuanto a la conservación en vuestra casa, ya os mencionamos los principales enemigos de las fresa así que si queréis que duren el mayor tiempo posible en buen estado, seguid los siguientes consejos:

  • No las lavéis si no os las vas a comer pues, si las laváis y las guardáis, absorberán el agua y someteréis la fresa a un ambiente de humedad que acelerará su deterioro por medio de la acción del moho.
  • Por favor, no les quitéis sus tallos a no ser que ya os dispongáis a consumirlas. Al permitir que las fresas conserven sus tallos ayudaréis a extender unas horas su vida en buen estado.
  • Aseguráos de que no exita alguna fresa dañada, de lo contrario, corréis el riesgo de que tan solo una comience a dañar a las demás.
  • No exponerlas al calor ya que acelera su deterioro.
  •  Si las váis a comer el mismo día, podéis colocarlas en algún lugar fresco, de lo contrario podéis guardarlas en el frigorífico en algún envase evitando hacerlo en bolsas que aíslen completamente el aire ya que las fresas desprenden pequeños volúmenes de gases.
  • Evitar manipulaciones, transportarlas sin delicadeza y colocarles pesos encimas ya que son muy sensibles.

 

Si cumplís con estas sugerencias, vuestras fresas pueden mantenerse en óptimas condiciones en vuestro frigorífico por 4 o 5 días. También las podéis congelar para periodos de conservación más largos e incluso podéis deshidratarlas tal como os enseñaremos a continuación.

 

¿Cómo congelar las fresas?

Esta es una alternativa que nos ayudará a tener fresas frescas por un periodo de hasta 11 meses si así lo deseáis.

A continuación, os enseñamos la forma más fácil de hacerlo:

  • Lavadlas (podéis utilizar la metodología que enseñamos en “como lavar las fresas” de este artículo), quitadles su tallo y escurridlas bien. Se recomienda que uséis papel absorbente para ayudar en su secado.
  • Colocad las fresas en una bandeja, separadlas las unas de las otras y en una sola capa para que no se toquen o se peguen, introducid la bandeja en el congelador hasta que las fresas estén duras. Con 2 horas será suficiente.
  • Retirad la bandeja y colocadlas en bolsas de congelador o en recipientes con tapas. Listo, almacenad nuevamente en el congelador y retirad la cantidad que deseéis cuando vayáis a consumirlas.

El proceso descrito anteriormente lo podéis hacer para fresas enteras o picadas. Recomendamos hacerlo con fresas enteras ya que al picarlas podemos hacer que pierdan parte de sus nutrientes.

 

¿Cómo deshidratar las fresas? 

Deshidratar las fresas es otra solución para que podáis disponer de ellas todo el año si lo deseáis. Además, no alteraréis su sabor ni sus propiedades.

 Para los amantes de los frutos de temporadas, el deshidratar sus frutas es una herramienta de gran ayuda para complacer sus deseos en cualquier época del año.

Son tres las formas en que podemos deshidratarlas: de forma tradicional con energía solar, con una deshidratadora o con el horno. 

Ampliaremos un poco la deshidratación por medio de las dos últimas técnicas citadas:

  • Deshidratación por medio de una deshidratadora

Esta puede ser una herramienta que no tengáis en vuestro hogar aunque quizás, represente una buena inversión si deseáis comenzar a conservar no solo las fresas sino otras frutas de forma deshidratada.

El  procedimiento no es nada complicado ya que el aparato hace todo el trabajo. Solo debéis colocar las fresas en la deshidratadora. El proceso probablemente tarde unas 4 horas hasta que estén bien deshidratadas.

Lo siguiente es simplemente colocar las fresas ya deshidratadas en algún recipiente cerrado en un lugar fresco para que se conserven bien.

  • Deshidratación por medio de un horno

Al no tener una deshidratadora, el horno de vuestra casa también puede hacer el trabajo igual de bien así que seguid los siguientes pasos para una correcta deshidratación:

  • Preparad vuestras fresas lavándolas bien y quitándole sus tallos o utilizad la metodología que enseñamos en este artículo sobre "cómo lavar las fresas".
  • Podéis dejarlas enteras, cortarlas en rodajas o picarlas dependiendo de su tamaño. Cuanto más pequeños sean los trozos o rodajas, antes se deshidratarán..
  • Forrad la bandeja de horno con papel de horno o vegetal y colocad las fresas sobre este. Horneadlas por 3 o 4 horas, a una temperatura de 90ºC.
  • De igual forma, una vez horneadas y enfriadas, conservadlas en algún recipiente con tapa, posiblemente la mejor opción sea un bote hermético y en un lugar fresco.

La opción de las fresas deshidratadas para vuestro desayunos, meriendas, yogures y postres probablemente os fascinará así que os animamos a probarlas.

 

Fresas en almíbar

Otro método para conservar las fresas que nos sobraron, aquellas que se están empezando a ponerse malas o están muy maduras. Esta preparación en almíbar nos ofrece la oportunidad de guardar nuestras fresas sin que se dañen por unos cuantos días más aunque recordad que siempre existen mejores opciones al azúcar, como los anteriores métodos que os acabamos de enseñar.

A continuación os enseñaremos cómo elaborar fresas en almíbar. Necesitaréis:

  • 1 litro de agua.
  • 700 gramos de azúcar
  • ½ kg de fresas.

Preparación:

  • Lavad las fresas con abundante agua y quitadles sus tallos.
  • Preparad el almíbar: en vuestra hornilla o vitrocerámica colocad el agua con el azúcar y mezclad a fuego máximo.
  • Una vez alcanzado el punto de ebullición, esperad unos tres minutos y bajad la intensidad del fuego. Agregad las fresas y removed por par de minutos. Retirad las fresas.
  • Volved a subir la intensidad del fuego, esperad 3 minutos para que el almíbar se concentre un poco más.
  • Repetid nuevamente el proceso bajando la intensidad del fuego, añadiendo las fresas y removiendo las mismas por un par de minutos.
  • Apagad el fuego y dejad reposar las fresas en el almíbar a temperatura ambiente.
  • Agregadlas a algún recipiente que tenga tapa o un tarro de vidrio y conservadlas en la nevera.

Este proceso ayudará a alargar la vidas de vuestras fresas por unos cuantos días más.

 

¿Cómo lavar las fresas?

En muchos casos, con tan solo utilizar abundante agua puede ser suficiente. Sin embargo y aunque parezca no tener importancia, existe una realidad que es innegable:

Seguramente, como consumidores, desconozcáis las condiciones de cultivo, transporte y almacenamiento de las fresas que váis a consumir y aunque no sea en todos los casos, se corre el riesgo de que estas puedan traer consigo bacterias y parásitos.

A continuación os enseñaremos diferentes métodos que podéis utilizar para lavar bien vuestras fresas:

  • Empezaremos añadiendo las fresas que vayamos  a consumir a un recipiente grande y les daremos 2 o 3 baños de agua, es decir, las cubrimos de agua, las frotamos ligeramente, tiramos ese agua y volveremos a realizar este proceso.
  • Seguidamente volveremos a cubrirlas con agua y a continuación podemos elegir entre 2 opciones:
    1. En el mercado existen diferentes opciones de desinfectantes para las frutas que podremos adquirir de forma muy fácil. Solo debemos seguir las intrucciones que nos marca el recipiente y que por lo general suele ser añadir unas gotitas de este producto al recipiente con agua y las fresas, y dejarlas reposar unos minutos. Posteriormente escurrimos y ya estarían lista para su consumo.
    2. La segunda opción es igual a la primera pero utilizando una cucharada de vinagre de manzana.

Ya tendríais unas deliciosas fresas listas para su consumo.

 

Consejos para comprar fresas

Ya os mencionamos que la apariencia de las fresas habla por sí sola, sin embargo, os enseñaremos unos cuantos trucos que permitirán que vuestra compra de fresas sea la mejor:

  • No deben tener partes blancas o verdes ya que esto es señal de que no completaron su proceso de maduración y una vez cosechada, ya no pueden madurar.
  • Aseguráos de que su tallo esté presente, sino lo tiene, es una señal de que se dañaran rápido ya que este ayuda en su conservación.
  • El color del tallo debe ser de un verde vivo. Un verde pálido o marrón es señal de que la fresa está pereciendo.
  • No deben estar golpeadas o maltratadas. Es normal conseguir fresas que lo estén ya que la naturaleza del transporte no es perfecta pero evitad escoger las fresas que se encuentren en estas condiciones.
  • Deben desprender su aroma natural con cierta intensidad además de tener su color rojo brillante.

Estos consejos fáciles y útiles, una vez puestos en práctica, permitirán que vuestra experiencia en la compra y selección de tus fresas sea más grata y satisfactoria. 

 

Recetas y postres con fresas

Si algo podemos tener claro es lo incomparable que resulta la fresa frente a muchas otras frutas a la hora de la preparación de postres.

Qué delicioso e irresistible es poder tener la oportunidad de consentirnos o consentir a un ser querido con uno o varios postres con fresas, desde una clásica tarta de fresa, un helado de fresa o incluso unas simples fresas con nata.

A continuación os mostraremos una lista de las principales recetas buscadas en internet con esta deliciosa fruta. Preparaciones sencillas y nada engorrosas.

Recordad que en la sección de recetas de nuestra web, podréis ver recetas saludables con este alimento y su correspondiente información nutricional como el delicioso flan de plátano con sirope de fresas, la tarta de queso mascarpone y fresas sin horno o los refrescantes helados de tarta de queso y fresas entre otras recetas.



INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR 100G. DE ALIMENTO

VALORES NUTRICIONALES POR PERSONA





Macronutrientes

Hidratos de carbono Grasas monoinsaturadas Grasas poliinsaturadas
7,68 g 0,04 g 0,15 g
 
Proteína (Ver ranking) Proteína Animal Proteína vegetal
0,67 g 0 g 0,67 g
 
Fibra (Ver ranking) Agua Omega 3
2 g 90,95 g 0 g
 
Omega 6    
0,0900 g      



Vitaminas

Vitamina A Vitamina B1 Vitamina B12
1 µg 0,03 mg 0 µg
 
Vitamina B2 Vitamina B3 (Niacina) Vitamina B6
0,02 mg 0,38 mg 0,04 mg
 
Ácido Fólico (Vitamina B9) Vitamina C Vitamina D
0 µg 58,80 mg   0 µg
 
Vitamina E    
0,29 mg    



Minerales

Calcio Fósforo Cinc (Ver ranking)
16 mg 24 mg 0,14 mg
 
Hierro (Ver ranking) Potasio Magnesio
0,41 mg 153 mg   13 mg



Otros

Carotenoides Etanol (Alcohol) Retinoides
7 µg 0 g 0 µg
 
Porción comestible    
0 g    
 
: Alimento rico en ese nutriente (>30% de los valores de ingesta de referencia por porción)




Desglose de calorías por persona: 32

Hidratos de carbono:
30,72 Kcal.  
 
Proteinas:
2,68 Kcal.
Llave del esquema
Animales:
0 Kcal.
Vegetales:
2,68 Kcal.
 
Grasas:
2,69 Kcal.
Llave del esquema
Saturadas:
0,09 Kcal.
Monoinsaturadas:
0,36 Kcal.
Poliinsaturadas:
1,34 Kcal.




ALIMENTO APTO PARA:


 
No
Celiacos X
Alérgicos a los frutos secos X
Alérgicos al marisco X
Alérgicos al pescado X
Alérgicos al huevo X
Intolerantes a la lactosa X
Diabéticos con insulina X
Diabéticos sin insulina X
 
Embarazadas X
Niños X
 
 Vegetarianos X
 Veganos X
 Judíos X
 Musulmanes X
 Hinduístas X


DENOMINACIÓN DE ESTE ALIMENTO SEGÚN EL PAIS

Bandera de Argentina Argentina Bandera de Bolivia Bolivia Bandera de Chile Chile Bandera de Colombia Colombia
Fresas Fresas Fresas Fresas
 
Bandera de Costa Rica Costa Rica Bandera de Cuba Cuba Bandera de Ecuador Ecuador Bandera de El Salvador El Salvador
Fresas Fresas Fresas Fresas
 
Bandera de España España Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Bandera de Guatemala Guatemala Bandera de Haití Haití
Fresas Strawberry Fresas Fresas
 
Bandera de Honduras Honduras Bandera de México México Bandera de Nicaragua Nicaragua Bandera de Panamá Panamá
Fresas Fresas Fresas Fresas
 
Bandera de Paraguay Paraguay Bandera de Perú Perú Bandera de Puerto Rico Puerto Rico Bandera de Republica Dominicana República Dominicana
Fresas Fresas Fresas Fresas
 
Bandera de Uruguay Uruguay Bandera de Venezuela Venezuela    
Fresas Fresas    

OTROS ALIMENTOS QUE TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE

Café en grano: Propiedades nutricionales

Mero: Propiedades nutricionales

Albaricoque: Propiedades nutricionales

ALGUNAS RECETAS QUE CONTIENEN ESTE ALIMENTO

¿TE HA GUSTADO LA INFORMACIÓN?

VALORA LA INFORMACIÓN



COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS


 
Personas a las que les ha gustado:   Número de visitas:
1
  2756
 
Puntuación de la información Personas que han puntuado
Excelente
1
Muy bueno
0
Bueno
0
Normal
0
Malo
0